¿Y qué pasó con Karime, la esposa de Javier Duarte?


Karime Macías se encontraba en Guatemala con su marido, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien fue detenido ayer sábado. Ella, sin confiscación, no fue detenida ni se encontraba con él durante su detención, informaron fuentes allegadas a la detención a EL UNIVERSAL.

No se ha hecho manifiesto aún cuál es ahora su paradero, y si dará seguimiento de cerca al proceso de su marido, quien previsiblemente será extraditado a México.

Desde hace tres días, las autoridades guatemaltecas y mexicanas seguían de cerca la pista a Duarte, que fue arrestado en torno a las 20:00 horas en un hotel de Panajachel donde estaba en compañía de su esposa, indicó a la AP Manuel Noriega, subjefe de Interpol en Guatemala.

El ex dirigente había recibido una convocatoria de la fiscalía mexicana que decía que estaba localizado y que saliera de la habitación para ser detenido por la policía, agregó.

Duarte salió de forma voluntaria, no iba armado y no se le incautó carencia, apuntó el funcionario.

La esposa de Duarte, Karime Macías Tubilla, no fue detenida ya que no había ninguna petición en su contra, informó Noriega.

El exmandatario estatal fue arrestado en el municipio guatemalteco de Panajachel, una billete turística a unos 140 kilómetros al oeste de la renta, informó la Procuraduría Genérico de la República en un comunicado. México ya trabaja en la solicitud de extradición por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con fortuna de procedencia ilícita, agregó.

Tras presentarse frente a un togado de paz, Duarte fue trasladado en un coche patrulla escoltado por policías hasta el Centro de Privación de Excarcelación Matamoros, una prisión ubicada en el interior de un destacamento marcial en la renta guatemalteca, mientras dilación a comparecer frente a el togado que giró su orden de aprehensión con emoción de extradición.

En una breve conversación telefónica con The Associated Press, Duarte dijo “no tengo comentarios, carencia”, sobre su detención o su estado de vigor.

Las autoridades guatemaltecas lo presentaron frente a un togado quien le informó sobre los cargos en su contra y decidió su traslado.

 

La caza

Desde la emanación de una orden de captura en su contra, las autoridades mexicanas localizaron millones de dólares vinculados a Duarte, congelaron un centenar de cuentas bancarias y revisaron propiedades y negocios vinculados con el veracruzano, quien se había jactado de no favor robado ni un peso de los fondos públicos. Al parecer, el exdirigente habría utilizado prestanombres y empresas aparición para transferir fortuna públicos para cazar de fondos inmuebles tanto en México como en el extranjero, señalaron las autoridades.

“No tengo cuentas en el extranjero”, dijo antiguamente de huir. “No tengo propiedades”.

A finales de octubre el PRI expulsó a Duarte y en noviembre la fiscalía federal ofreció una remuneración de 15 millones de pesos por información que llevara a su captura.

 

Con información de AP

 

msl/ml



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: