Trump minimizó intencionalmente el peligro que suponía la covid-19, según Bob Woodward – EEUU y Canadá – Internacional



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]


Bob Woodward, el célebre periodista estadounidense que ayudó a destapar el escándalo de Watergate, soltó este miércoles otra bomba noticiosa de grandes proporciones.

En un nuevo libro que acaba de publicar (titulado Rage), el investigador revela que el presidente estadounidense no solo supo desde el comienzo lo grave que era el coronavirus, sino que hizo esfuerzos por minimizar su impacto y letalidad.

Lo grave para Trump, en este caso, es que Woodward grabó y publicó los audios de las entrevistas donde el presidente hace esas aseveraciones.

El reportero cuenta que el 28 de enero de este año, y cuando el virus apenas hacía sus rondas por China, el asesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien le dijo al presidente que este sería el reto más grande para la seguridad nacional de toda su administración y que solo era equiparable con la pandemia de 1918.

(Le puede interesar: Proponen a Donald Trump para el Nobel de la Paz 2021)

El Presidente no tiene un compás moral

Diez días después, Trump llamó a Woodward para hablar del tema: “Uno solo respira y así es que se transmite. Esto es difícil y delicado. Es más mortífero que incluso la más fuerte influenza. Esta cosa es muy mortífera”, se escucha a Trump decirle al periodista que estaba autorizado para grabar la conversación.

Por esa misma época, sin embargo, el presidente le venía diciendo a la opinión pública todo lo contrario. Que el coronavirus no era peor que la influenza, que desaparecería como por arte de magia y que su administración lo tenía todo bajo control.

Pero pasó más de un mes antes de que el presidente finalmente aceptara la gravedad de la situación y decidiera tomar medidas al respecto.

(Lea aquí: EE. UU. solo detectó el 10% de contagios en su primer brote: estudios)

Quizá igual de delicado, Trump le dice a Woodward en otra conversación posterior que estaba minimizando el peligro del virus “a propósito”.

La jefa de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, salió a defender al presidente alegando que nunca les mintió a los estadounidenses y que lo hizo fue mantener la calma ante el descomunal reto.

Pero muchos de sus críticos sostienen que Trump siempre quiso minimizar el problema porque estaba más preocupado por el efecto que eso tendría en sus chances de reelección.

Algo que parece corroborar el propio Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional para las Enfermedades Infecciosas y Alergias, en el mismo libro de Woodward.

(Lea también: Por qué es improbable la vacuna antes de las elecciones en EE. UU.)

Tras una reunión con el presidente en la Casa Blanca, Fauci les dice a diversas fuentes que el presidente “está en un canal diferente, tiene una capacidad de atención por debajo de cero y su único fin es hacerse reelegir”.

Trump, en repetidas ocasiones, ha ido en contra de las recomendaciones de los expertos en salud y promovió activamente la reapertura económica del país pese a que la pandemia estaba en su peor momento.

Desde entonces han muerto casi 190.000 personas en EE. UU. y van más de 6 millones de infectados.

El libro de Woodward, a ocho semanas de las elecciones, podría tener alto impacto en la carrera presidencial. Y Joe Biden, el candidato demócrata para esos comicios no esperó mucho antes de pasar la factura.

“Él sabía y a propósito lo minimizó. Peor, les mintió a los estadounidenses. Durante meses, por voluntad propia mintió sobre la amenaza que esto representaba para el país. Esto es malvado, es una desgracia es una traición de vida o muerte”, dijo Biden.

(Además: Por posible reacción adversa, suspenden pruebas de vacuna de Oxford)

Uno solo respira y así es que se transmite. Esto es difícil y delicado. Es más mortífero que incluso la más fuerte influenza

El libro incluye varios capítulos sobre diversos temas que dejan muy mal parado a Trump.

En uno de ellos el entonces secretario de Defensa James Mattis le dice al Director Nacional de Inteligencia que Trump es “un peligro”, “no está preparado para ser presidente” y que teme por el futuro de la nación. Al punto de sugerir “una acción colectiva” para detenerlo si llegara a ser necesario.

(Le puede interesar: Trump pide votar dos veces en la elección de noviembre)

“El presidente no tiene un compás moral”, a lo que el director de inteligencia contestó: “Cierto. Para él, una mentira no es una mentira. No sabe cuál es la diferencia entre la verdad y la mentira”. Todo esto relata Woodward en el libro, que está basado en 18 entrevistas con Trump y con decenas de funcionarios y exfuncionarios.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON



MÁS INFORMACIÓN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook