Todos somos buenos, proyecto fotográfico contra prejuicios de los colombianos – Gente – Cultura


Nos han contado una historia diferente del mundo, en la que somos un uno y no queremos darnos cuenta de que hay mucho miedo a la diferencia.

Tengo que comenzar diciendo que no todos somos buenos, que no todos somos malos, y aunque que mi intención va mucho más allá de defender esa afirmación, se me ha ocurrido ponerle ese lema a mi proyecto para acercar a la gente.

Mi nombre es José Alejandro González. Soy un bogotano que a través del video y la fotografía quiere contar la vida de las personas, retratos que evidencian quiénes somos, en qué pensamos y para dónde vamos. Capturo con mi cámara momentos de amabilidad con gente común y corriente que me encuentro cuando salgo a la calle. No importa dónde esté, siempre les tomo fotos a las personas.

He crecido, al igual que muchos, con noticias trágicas de Colombia y el mundo. Recuerdo, por ejemplo, la toma del palacio de Justicia (Bogotá, 1985) por parte de la guerrilla del M-19, viendo la angustia de mi mamá porque mi padre trabajaba a cuatro cuadras del lugar.
Luego, los muertos de la guerra del narcotráfico, los atentados de los carteles contra el Estado, las cartas bombas o los asesinatos en aviones.

Vi las noticias de gente gritando, llorando, sufriendo. Noticias de guerrillas y paramilitares en un constante combate. Tengo en mi memoria al jefe paramilitar Carlos Castaño, al jefe guerrillero ‘Tirofijo’, cada uno creyendo tener la verdad, pero al final de su lucha armada solo quedaron muertos y recuerdos imborrables de dolor. De nada sirvió que creyeran que tenían la razón.

¿En qué momento comencé a pensar que todos somos buenos? En Colombia, siempre vi campesinos. Viajaba con mi padre al Quindío y veía esos hombres dedicados al café. Pasaba por las carreteras y aparecían por mi ventanilla las historias que me imaginaba de la gente.

Con mi madre íbamos a Medellín. La gente era lo mejor. Siempre me gustó ver a las familias en los buses, en su mayoría contentas. Eran personas amables que me llamaban mucho la atención y que ahora quiero retratar en este proyecto para probar que todos tenemos una misión en esta vida, porque estoy convencido de que somos la mayoría.

Por esta razón, me he dedicado a retratar a quienes me encuentro en las calles. Un habitante de calle, un exparamilitar, un carpintero, una médica o una política. Todos pueden participar en este proyecto, es una ventana abierta por donde quiero que nos veamos y nos escuchemos.

Cuando usted sale a la calle, ¿se ha detenido a pensar en qué historias hay detrás de quienes están en su camino? Este proyecto, que lo he desarrollado en varios puntos del continente, se centra en esta pregunta, en entender que todos tenemos derecho a estar, que sobre todas las cosas nadie debería acabar con la vida del otro, que nadie debería acosar a otro y que nadie debería discriminar al otro.

Con el paso de los años, he trabajado en la idea de retratar las historias que esconden las calles, aquellas que ignoramos, pero que son prueba de un mundo mejor, uno de sueños y propósitos de vida que motiven a creer.

‘Todos somos buenos’ es un proyecto de una serie web independiente, con episodios lanzados periódicamente en YouTube y una cuenta de Instagram a donde diariamente se sube un retrato fotográfico. Lo hago en mi tiempo libre, con quienes me encuentro en el camino.

José Alejandro González
Especial para EL TIEMPO.COMFan page de FacebookInstagramhttp://todossomosbuenos.org/



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?