Sobrellevar el estrés laboral en tiempos de la Covid-19


La pandemia de la Covid-19 ha provocado la suspensión temporal de 282 mil contratos de trabajo en Panamá.

Ana * tiene 32 años de edad y forma parte de estas estadísticas. Laboraba desde hace un año en una cafetería ubicada en la vía Argentina, pero “al igual que muchos panameños, tuve que quedarme en casa, no solo para protegerme a mí sino a mi mamá que es de riesgo”.

Cuenta que las primeras semanas confinada las aprovechó para “poner orden” en el apartamento donde reside. Como muchos, acabados los quehaceres domésticos, dedicaba muchas horas del día para la lectura, Netflix y una que otra sesión de zumba (vía virtual). “Quería mantenerme lo más activa posible, para estar preparada para mi regreso”, comenta.

En septiembre pasado llegó el esperado retorno laboral. “Afortunadamente me volvieron a llamar… hay compañeros que no corrieron la misma suerte”, reconoce.

Sin embargo, Ana admite que le ha costado “más de lo que pensaba” adaptarse a esta nueva realidad. “Claro que quiero ir a trabajar, pero no me adapto del todo a tantos cambios, además de que tengo mucho miedo de traerle algo malo a mi mamá de la calle”, dice, en alusión al virus SARS-CoV-2 que produce la Covid-19.

Y es que, según han coincidido muchos expertos, así una persona tenga que reincoporarse físicamente a sus puestos o haga teletrabajo, es probable que hacerlo en esta pandemia de la Covid-19 traiga emociones fuertes y abrumadoras.

“Cuando se trata de estresores laborales estos llevan cargas cuantitativas, cognitivas, mentales y emocionales que se van a ir sumando” en cada individuo, explica Irma Soto, psicóloga en la Caja de Seguro Social.

Es decir, situaciones como las condiciones laborales, rotaciones en los horarios, situaciones de acoso psicológico, hostigamiento, malos tratos y la desmotivación destacan entre estos principales estresores.

La forma en que esto afecte al individuo va a depender de las percepciones, experiencias y personalidades de cada uno, dice la psicóloga.

“Todos tenemos la capacidad de resiliencia, pero si tú tienes afectada la columna vertebral de nosotros como individuos, que es la personalidad, esas percepciones no van a ser las correctas y no vas a poder salir rápido de una problemática”, detalla.

Pero, ¿cuáles son los síntomas del estrés laboral a los que hay que prestar atención?

Estos son irritación, enojo o adoptar una actitud de negación, incertidumbre, nervios o ansiedad; falta de motivación, cansancio, sentirse mentalmente agotado, con tristeza y depresión; tener problemas para conciliar el sueño o de concentración, menciona el Centro de Control de Enfermedades, en un artículo en su sitio web.

Cuando el cuadro es más intenso se pueden presentar problemas de sexualidad, mientras que una situación más profunda da lugar a ideas suicidas, advierte Soto.

Sin embargo, la psicóloga recordó que existen varias técnicas, o actividades, que se pueden practicar, incluso desde casa, frente al estrés laboral.

La práctica del tai chi, yoga, caminar, correr y hacer ejercicios, aparte de ayudar a uno a despejarse, hace que uno se concentre en otras actividades distintas a las del día a día, enfatiza.

Si está en casa, puede agarrar la escoba, ponerse a fregar los platos mientras escucha su canción favorita; también es válido bailar, brincar y saltar con los niños en casa o pasear a la mascota.

“Si está en el trabajo y solo tiene 15 minutos para almorzar, dedique cinco minutos para pensar en algo agradable… la mente controla el cuerpo”, señala.

“Uno tiene que tomar agua y tratar de comer bien, pero los pensamientos positivos también nutren al organismo”, enfatiza.

Soto subraya que se debe tratar de sacar la capacidad de resiliencia que todos tienen y afrontar las diversas situaciones, ya sean familiares o laborales, de la mejor manera. “La respuesta está en uno mismo”, asegura.

Por el momento, Ana ha optado por caminar −y en ocasiones trotar− en el parque cercano al apartamento. “Eso me ha permitido relajarme un poco más y organizar mejor mis ideas”, expresa.

(*La entrevistada quiso mantener su identidad en el anonimato)



MÁS INFORMACIÓN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
%d bloggers like this: