Se reporta el desbordamiento del río Sabalo en la comarca Emberá


Personal de la fuerza de tarea conjunta realiza este lunes 16 de noviembre una inspección en la comunidad de Sambú, en la comarca Emberá, debido al desbordamiento del río Sabalo.

Hasta el momento se ignora el impacto que tuvo el desbordamiento del citado caudal en el sector de Sambú.

Por el momento, el Sistema Nacional de Protección Civil informó que su personal y los del Servicio Nacional de Fronteras y del Ministerio de Ambiente se dirigen a la zona.

Este desbordamiento se reportó un día después de que se declaró una alerta roja para las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro y la comarca Ngäbe-Buglé por los efectos colaterales del huracán Iota, que tocará territorio centroamericano como uno de categoría cinco.

En tanto, el presidente Laurentino Cortizo instruyó este lunes 16 de noviembre al Ministerio de Gobierno, a través de las gobernaciones, para que coordinen los centros de operaciones de emergencia provinciales.

DAÑOS EN LA PROVINCIA DE LOS SANTOS

Por otro lado, a 13 se elevó el número de familias afectadas en Santa Ana de Los Santos, a raíz de las fuertes lluvias que dejaron los efectos colaterales de Iota.

Así quedó establecido en el informe ofrecido en el Centro de Operaciones de Emergencia, de la provincia de Los Santos, ubicado en las instalaciones del Cuerpo de Bomberos de Los Santos.

Al rendir el informe el vicegobernador de Los Santos, Hermes Espino, precisó que aumenta a 13 las familias afectadas en Santa Ana, en las que residen 60 personas.

Espino dijo que el equipo interdisciplinario armó un listado de posibles albergues ubicados en su gran mayoría en planteles educativos de los distintos distritos de la provincia de Los Santos.

Al respecto, el director regional del Ministerio de Desarrollo Social de Los Santos, Samuel Mora, adelantó que las personas afectadas de Santa Ana ya fueron atendidas.

En la primera intervención se atendieron 13 casos, incluyendo 60 personas que estaban con esa necesidad de alimentos, leche, y colchones, entre otros insumos.

Mora dijo que la mayoría de las afectaciones se dieron por desbordamiento de quebradas, obstrucción de alcantarillas, lo que causó que el agua se introdujera en sus residencias.

“Tuvieron la oportunidad de salvar algunas cosas, pero requerían alimentos”, precisó.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: