Saudi Aramco registró una caída del 21% en sus ingresos en el 2019




La ganancia neta de la petrolera debía ser de 92.600 millones de dólares, según predecían analistas.

La petrolera estatal de Arabia Saudita, Saudi Aramco, ha publicado este sábado un informe que reveló una caída en sus ingresos en el 2019.

El texto señala que la ganancia neta de la compañía fue de 88.200 millones de dólares, mientras que la del 2018 ascendió a 111.100 millones de dólares. De acuerdo con la firma, esta caída se debe, entre otras causas, a “los precios del crudo y unos volúmenes de producción más bajos“.

El resultado, que representa una reducción del 21%, llegó a ser peor de lo que esperaban los analistas, entrevistados por Refinitiv, recoge Reuters. Según sus estimaciones, Saudi Aramco debía haber ganado 92.600 millones de dólares el año pasado.

Sin embargo, incluso tras registrar esta caída, la petrolera saudita sigue encabezando la lista de las empresas más rentables en el mundo, dejando atrás a Apple, el Banco Industrial y Comercial de China y Samsung.

El informe fue revelado cuando el mercado del crudo sigue sufriendo un gran impacto a causa de la pandemia de covid-19 y días después de la respuesta de Arabia Saudita al fracaso del pacto de los países OPEP+ para reducir la producción de petróleo.

Acuerdo fracasado

El pasado jueves, la OPEP propuso a los integrantes del pacto OPEP+ realizar un recorte adicional de la producción petrolera de 1,5 millones de barriles por día en respuesta a la reducción de la demanda mundial de hidrocarburos debido a la epidemia del coronavirus.

No obstante, las partes no lograron llegar a un acuerdo. Como resultado, a partir del 1 de abril se cancelarán todas las obligaciones de las partes del acuerdo para limitar la producción de combustible, mientras que uno de los principales importadores de petróleo, China, todavía está luchando contra el brote de coronavirus.

En respuesta al fracaso del pacto, Arabia Saudita realizó el recorte de precios oficiales más drástico en al menos 20 años y comunicó a los compradores que aumentará su producción de crudo en hasta 2 millones de barriles por día. La medida de Riad provocó la dramática caída de los precios del petróleo, lo que llevó al desplome de los mercados financieros en todo el mundo. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: