Roberto Enríquez: Médico debe saber detectar los casos de salud mental | Informes | Noticias


El 7 de abril fue el Día Mundial de la Sanidad, que este año tuvo el enfoque de los trastornos vinculados a la depresión, según dispuso la OMS. Roberto Enríquez, secretario de la Comisión de Sanidad Mental del MSP, dice que hay más psicólogos, pero se trabaja por un dictamen más oportuno y para que se den las derivaciones correspondientes.

¿Cómo evalúa la atención pública de los casos de trastornos de vitalidad mental?
En 2015, que son las últimas cifras oficiales con las que contamos, el MSP (los centros de vitalidad) atendió a 50.379 personas con trastornos vinculados a la depresión… Lo que más se atiende son los trastornos relacionados con la ansiedad, para ponerle un nombre más entendible, luego siguen los trastornos de depresión, seguidos por los temas de bebida y drogas.

¿Cuál es el género de población más afectado?
Hay que tener mucho más cuidado con el género cuya permanencia va de 15 a 29 primaveras porque son padres y madres que están en plena permanencia fértil. Hay básicamente de 3 a 6 síntomas que están en el sujeto por más de 15 días de forma permanente y se caracterizan por una tristeza significativa, una pesadumbre desproporcionada…, un sentimiento de pérdida de confianza en sí mismo, cambio del apetito…

La depresión es un trastorno oculto correcto a que los afectados recién buscan ayuda médica cuando, por ejemplo, está en peligro su vida. ¿Cómo lidian con aquello?
Eso es un desafío que tenemos como MSP. No culpamos a los emergenciólogos porque son expertos en librar vidas cuando una persona tiene comprometido sobre todo el aspecto biológico de su vitalidad, pero la recomendación de la evidencia científica es que cuando, por ejemplo, hay una persona que tiene un nivel tres de suicidio –es opinar, esta persona quiere quitarse la vida y tiene la metodología para hacerlo– significa que hay que hospitalizarla. Pero el tema es que si no le sale linaje, si no tiene roto un auxilio o un hueso, muchas veces se le cierra la puerta. Hemos puesto el acelerador desde el año precursor en ese tema. Hoy hay 22 unidades de vitalidad mental hospitalaria, a fin de que se pueda hospitalizar a las personas que cuenten con cuadros agudos en vitalidad mental como intoxicaciones agudas por bebida y otras drogas, cuadros de psicosis agudas…, que precisan una estabilización antaño de ser contrarreferidos al primer nivel…

¿Cuánto personal tienen para atender estos casos?
…En 2008 teníamos 62 psicólogos y hoy tenemos 769 en el primer nivel. Pero esto no es solo un tema de psicólogos o psiquiatras, sino asimismo es deber de un médico detectar oportunamente porque si le llega una principio que ha sido violentada por su marido…, es global que mujeres violentadas estén afectadas de depresión y que si no abordó el tema de depresión, probablemente va a seguir siendo violentada…

Pero aún no es suficiente.
Obviamente no estamos afirmando que al aumentar los profesionales, el sistema de vitalidad mental esté resuelto. Siempre hay desafíos. En el interior de los centros de vitalidad hay los ambulatorios intensivos en los que se dan cuidados con longevo intensidad y con más tiempo…, pero la idea es vigorizar esa capacidad de respuesta. Realizamos actividades de formación académica y obviamente al final, asimismo se realizan temas administrativos, que no me llega el medicamento, que no viene la supervisión…(I)

 

La evidencia científica dice que por lo menos el 10% de las personas que padecen algún tipo de desastre pueden encontrarse afectadas en temas de vitalidad mental”.

 



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: