Ramírez abandonó EE UU y descartan que regrese pronto a Venezuela


[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Las numerosas especulaciones que se tejieron alrededor de Rafael Ramírez concluyeron el martes cuando el ahora ex embajador de Venezuela ante la misión de la Organización de Naciones Unidas renunció a su cargo por orden del presidente Nicolás Maduro. El otrora “zar del petróleo”, como también se le conoce, fue obligado a separarse del puesto que le había brindado total inmunidad y a salir rápidamente de Estados Unidos.

Una persona que se reunió con Ramírez recientemente le dijo a The Wall Street Journal que la “purga” dentro de Petróleos de Venezuela le dejó tres opciones: regresar a Venezuela y enfrentar un posible arresto; llegar a un acuerdo con las autoridades estadounidenses que investigan al gobierno de Maduro o irse al exilio en otro país, opción que habría tomado.“Ramírez quiere mantener un bajo perfil por un tiempo, mientras decide qué hacer”, dijo la fuente al diario.

El viernes 1° de diciembre una de las personas más cercanas a Ramírez desde su llegada a Nueva York afirmó que presentaría su renuncia cuando se encontrara en el exterior. Luego de que hizo pública la carta en su cuenta de Twitter, la misma fuente dijo que el ex ministro de Petróleo y ex presidente de Pdvsa había viajado a Ecuador, y que existía un acuerdo con el gobierno de ese país para que estuviera tranquilo hasta que decidiera cuál sería el destino más seguro.

Otra persona de su entorno afirmó que, entre sus posibilidades, Ramírez consideró regresar a Caracas aunque sabía que era un riesgo pues podría ser detenido como parte de la “cruzada” que había emprendido el fiscal designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab.

El jueves 30 de noviembre comenzó la ola de rumores sobre su destitución, lo que lo llevó a que se paseara por los pasillos del organismo para demostrar que estaba activo en sus funciones. Pese a ello, se empezaron a barajar los destinos que el diplomático tenía en mente para instalarse una vez que dejara la misión diplomática.

Una fuente informó que había logrado un pasaporte del Principado de Mónaco, Estado que no tiene tratado de extradición con Estados Unidos. Personas cercanas a Ramírez comentaron que si bien ese destino es beneficioso desde el punto de vista legal, vivir allá no le resulta atractivo en este momento.

Otra fuente dijo que podría mudarse a Italia, pues su esposa tiene pasaporte de ese país. No obstante, aclaró que no es un lugar seguro porque el ex presidente de Pdvsa y ex ministro de Petróleo no tiene pasaporte italiano. Debe tramitarlo, lo que implica un lapso que no le convendría esperar allá.

Cercanos a Ramírez están presos en Madrid, acusados de lavado de dinero y corrupción, y el caso sigue abierto en los tribunales españoles.

La prioridad de Rafael Ramírez es garantizar la seguridad y el bienestar de su familia. Sus hijos tenían intenciones de estudiar en Estados Unidos, pero las complicaciones derivadas de las sanciones contra varios funcionarios venezolanos, aunado al veto migratorio del presidente Donald Trump, que prohíbe la entrada de funcionarios chavistas, familiares y entorno a territorio estadounidense, hizo que el ex embajador buscara otros destinos. Una de las fuentes expresó que Ramírez no quiere ser objeto de burlas públicas o de los llamados “escraches”. “Eso lo aterra”, comentó.

La fuente añadió que otra de las preocupaciones de Ramírez, y que fue entendida por el canciller Jorge Arreaza, era perder su inmunidad diplomática.

El sábado se supo que la residencia del embajador de Venezuela en Nueva York, ubicada en 16 East 81 Street, había sido desalojada y estaba lista para recibir a la familia del nuevo embajador Samuel Moncada.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: