Primer impedimento del fiscal general en caso Odebrecht| ELESPECTADOR.COM


Néstor Humberto Martínez señaló que en septiembre de 2012 emitió un concepto en el que se opuso a que a la Concesionaria Ruta del Sol le adjudicarán a dedo el estudio y construcción de la vía Ocaña-Gamarra.
Luego de que un fiscal delegado ante la Corte Suprema corriera traslado al despacho del fiscal general Néstor Humberto Martínez la denuncia que se interpuso contra las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez, el jefe de la Fiscalía decidió declararse impedido. El argumento es que, luego de analizar primer expediente del caso Odebrecht que llegó a su despacho por el fuero consitucional de las exfuncionarias, él no podía adelantar investigaciones frente a la adición de la vía Ocaña Gamarra porque en septiembre de 2012 emitió un concepto al respecto. (Lea: “Así se estructuró el proyecto Ocaña-Gamarra, que terminó en manos de Odebrecht”)

El fiscal general explicó que en esa época fue contratado en su ejercicio de abogado privado para analizar si era viable que la Concesionaria Ruta del Sol -de la cual Odebrecht era socio mayoritario- suscribiera una adición para la elaboración de la ingeniería de la carretera entre Ocaña-Gamarra. “Se refería a la ingeniería, no a la construcción”, explicó. Martínez agregó que se opuso a que ese tema al indicar que no podía “entregarse a dedo”.

“En calidad de abogado consultor durante el ejercicio privado de la profesión, el Fiscal General de la Nación emitió un concepto en el mes de septiembre de 2012, con arreglo al cual —a la luz del contrato suscrito, la documentación examinada y la situación para entonces vigente—: uno, la Concesionaria Ruta del Sol SAS no estaba llamada a ser la constructora de la vía Ocaña-Aguas Claras-Gamarra-Puerto Acapulco. Y dos, la construcción de dicha vía debía ser contratada por licitación, respetando los principios de libre concurrencia y de igualdad entre los proponentes”, puntualizó el fiscal Martínez.

Uno de los críticos más fuertes contra el fiscal general ha sido el congresista del Polo Democrático y candidato presidencial, Jorge Robledo, quien ha acudido ante varias autoridades para denunciar al fiscal general por, supuestamente, estar prevaricando al no declararse impedido para concoer de las investigaciones por el caso Odebrecht. Sin embargo, el Martínez ha insisitido en que él no es quien adelanta las pesquisas y que el congresista está utilizando su nombre para hacer campaña. (Lea: “Senador Robledo denuncia al fiscal Néstor Humberto Martínez”)

El jefe de la Fiscalía insistió en esta era el primer expediente de los 18 que existen que llegó a su despacho y que con este concepto se daba cuenta la opinión pública de cuál era su real posición frente a la posibilidad de entregar a dedo la adición de alrededor de $670.000 millones: “Hoy saben cuál fue mi criterio profesional. Por eso remití el impedimento al conocimiento de la Corte suprema de Justicia”.  De ser admitido el impedimento de Martínez, la investigación contra las exministras de Transporte y Educación la asumiría la vicefiscal general, María Paulina Riveros. (Vea: “El contraataque de las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody contra el Centro Democrático”)

La investigación contra Parody y Álvarez surgió de una denuncia que interpuso el Centro Democrático por supuesto tráfico de intereses. El argumento es que la ministras tenían intereses económicos en la construcción de la vía Ocaña-Gamarra porque la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, de la que la familia Parody es socia mayoritaria, construía un puerto seco en Gamarra. Supuestamente, incurrieron en faltas al participar en el Consejo de Ministros y, agregó el Centro Democrático, Cecilia Álvarez habría tenido una participación más activa porque estaba al frente de la cartera de Transporte.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook