Prediabetes, enfermedad que no hay que dejar de lado | EL UNIVERSAL



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

El pasado 13 de noviembre, en Colombia, se conmemoró por primera vez el Día Nacional de la Prediabetes, enfermedad que está asociada con niveles de glucosa más altos de lo normal pero más bajos que el umbral definido para la diabetes.

Para conocer un poco más sobre la prediabetes, hablamos con el dr. Henry Tovar, especialista en medicina interna y endocrinología, y presidente de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, quien nos contó cuáles son esos síntomas que se deben tener en cuenta para poder detectar a tiempo esta enfermedad, la cual hoy en día afecta a muchas personas.

¿Qué es la prediabetes?

El término prediabetes se refiere a un estado metabólico intermedio. En algunas personas, debido a defectos en la producción o respuesta a la insulina, el cuerpo no puede controlar adecuadamente los niveles de azúcar en sangre y esta hormona generalmente ayuda a normalizar los niveles altos de azúcar en sangre.

¿Cómo se diagnóstica?

La prediabetes puede ser diagnosticada por medio de una simple prueba de sangre que mida los niveles de glucosa, así mismo con pruebas especializadas, entre las más comunes podemos encontrar:

• Glucemia en ayunas

• Prueba de tolerancia a la glucosa oral (PTGO)

• Hemoglobina A1c (HbA1c)

¿Cuáles son sus síntomas?

No hay signos o síntomas evidentes, 9 de cada 10 personas con prediabetes desconocen por completo que la padecen. El conocer que tiene prediabetes les da la oportunidad a las personas de controlar los niveles de glucosa en sangre antes de que esta evolucione a diabetes tipo 2.

¿Cuántos tipos de esta enfermedad existen?

Solo existe la prediabetes, este es el antecesor a la Diabetes tipo 2. Muchas personas creen que el término “pre” puede considerarse como una situación que no es tan grave, Sin embargo, quienes padecen prediabetes ponen en mayor riesgo no solo el padecimiento de diabetes tipo 2 (DMT2), sino también se ha demostrado un mayor peligro de enfermedades cardiovasculares, nefropatía en estados iniciales, enfermedades renales crónicas, retinopatía diabética e incluso enfermedades como el cáncer.

¿La prediabetes afecta más a jóvenes o adultos mayores?

Aunque el riesgo de prediabetes aumenta con la edad, todavía hay un número considerable de pacientes con prediabetes en edad laboral. Casi la mitad (49%) de los adultos de 20-79 años son menores de 50 años, y casi una tercera parte tiene 20 a 39 años.

¿Cuál es el tratamiento?

El mejor tratamiento lo definirá el médico. Sin embargo, en los últimos diez años varios ensayos clínicos con respecto al tratamiento de la prediabetes han demostrado la efectividad en retardar la progresión de la prediabetes a diabetes. Estos estudios arrojan datos optimistas y permiten establecer que:

• Cambios en el estilo de vida son altamente efectivos en retardar la progresión de la prediabetes a diabetes.

• Los agentes farmacológicos que aumentan la sensibilidad a la insulina ó que impiden la absorción de carbohidratos también confieren un efecto de retardo en la progresión de prediabetes a diabetes.

¿En Colombia, cuántas personas padecen esta enfermedad?

Dentro de una de las últimas proyecciones conocidas para Colombia, se estimaba que en relación con el número de la población del país para el año 2018, existirían 3.2 millones de pacientes prediabéticos adultos, de los cuales 2.1 millones no estarán diagnosticados ni tratados, es decir dos de cada tres prediabéticos colombianos esta desprotegido del riesgo de volverse diabético o presentar eventos cardiovasculares.

¿Qué personas tienen mayor riesgo de padecer prediabetes?

Las personas con mayor riesgo a padecer prediabetes son aquellas que se encuentren con las siguientes características:

• Tener antecedentes familiares de diabetes.

• Estar en un rango de edad mayor de 40 años.

• Tener sobrepeso.

• Presentar antecedentes de diabetes gestacional (diabetes o niveles elevados de azúcar en la sangre durante el embarazo).

• Tener presión arterial alta.

• Ser una persona sedentaria, que no realiza algún tipo de actividad física.

• Determinados grupos étnicos como: africanos, indígenas de los Estados Unidos, latinoamericanos o isleños de la región Asia-Pacífico.

• Si tiene un nivel de colesterol alto.

• En el caso específico de las mujeres, aquellas que sufran del Síndrome de ovario poliquístico (SOP).



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: