Ministra consejera de Salud dice que no se ‘ha contemplado un cierre’ ante repunte de casos de la Covid-19


La ministra consejera de Salud, Eyra Ruiz, afirmó que en la mesa de Salud no se “ha contemplado un cierre”, ante el repunte de casos de la Covid-19.

“Pudimos llegar a un consenso en cuanto a la comunicación efectiva, y en ningún momento la Mesa de Salud ha contemplado un cierre”, dijo Ruiz este domingo en el programa Debate Abierto en Telemetro.

La reacción de la ministra se da luego del temor de varios sectores económicos ante la posibilidad de volver a restricciones de movilidad y de operaciones de actividades por el nuevo incremento de casos de coronavirus.

Ruiz reiteró que desde la Mesa de Salud y el Comité consultivo siempre se le dice a la población la verdad de lo que está pasando.

“Pudimos llegar a un consenso en cuanto a la comunicación efectiva, y en ningún momento la Mesa de Salud ha contemplado un cierre”, dijo Ruiz al programa.

Expresó que a veces se preocupan porque está repuntando el virus, que está dentro de lo esperado para la apertura de todos los bloques, aunque no ha llegado al nivel que algunas corridas matemáticas sugirieron al inicio, pero que sin embargo no quieren bajar la guardia.

“De repente el mensaje, sin querer, que hemos a veces mandado es de temor a la inversión, de temor a los empresarios. Dije en una entrevista en estos días de que no tengan temor, el gobierno nacional está al lado de ustedes”, dijo Ruiz.

El pasado 10 de noviembre, el Ministerio de Salud (Minsa) elaboró un plan de contingencia para enfrentar un repunte de casos de la Covid-19, en el que se evalúa el riesgo a través de cuatro indicadores y se plantean cinco niveles de alerta.

Los indicadores son: el número promedio de transmisión del virus (Rt), que debe marcar 1 o menos de 1; la letalidad, que debe estar en menos del 3%; una disponibilidad de camas en sala del 20%, y en unidades de cuidados intensivos (UCI) y de cuidados respiratorios especiales (UCRE), del 15%.

De hecho, el quinto escenario, que es el desborde de los cuatro indicadores de la pandemia, conlleva la aplicación de medidas drásticas, como volver al cierre de sábados y domingos, a la movilidad por sexo y al toque de queda, entre otras restricciones, con la finalidad de contener la propagación del virus en el área.

De acuerdo con el reporte de ayer del Minsa, en las últimas horas se registraron 1,288 casos nuevos tras la aplicación de 11,090 pruebas. Además, se tienen 16,271 casos activos. Hay 926 hospitalizados; 777 en sala y 149 en cuidados intensivos.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: