Miles de chilenos despiden al “cura obrero” Mariano Puga | Noticias




Los homenajes a Mariano Puga en Chile desde que se conoció su fallecimiento el pasado sábado, son una muestra fehaciente del amor que el sacerdote y activista por los derechos humanos supo inspirar en el pueblo del país suramericano.

LEA TAMBIÉN

Instalan barrera en Plaza de la Dignidad en Santiago de Chile

Miles de personas desde el sábado han marchado por calles y plazas de la capital del país, Santiago, portando estandartes, símbolos religiosos e imágenes del clérigo; participaron en la misa funeral en su honor, realizada en la iglesia San Francisco; y llevaron en andas su féretro, pintado a mano con imágenes pacifistas.

Se espera que en la jornada de este lunes se produzca la cremación de los restos del finado sacerdote, para posteriormente desarrollarse las exequias.

Mariano Puga, recordado como el “cura obrero” por los chilenos,  y activista por los derechos humanos falleció a los 88 años, víctima de un cáncer linfático.

Ordenado sacerdote en 1959, llevó una vida al servicio de los más pobres, a la vez que fue uno de los representantes del progresismo religioso en América Latina, siendo miembro del movimiento Cristianos por el Socialismo, por lo cual fue rechazado por la jerarquía religiosa, determinando incluso que abandonara su parroquia y el Seminario.

Fue afín al Gobierno de la Unidad Popular, liderado por Salvador Allende, y al producirse el golpe militar que lo defenestró, Puga se personó en el Estadio Nacional de Santiago para prestar asistencia y apoyo a los allí detenidos.

Sus posiciones frontales hacia la dictadura motivaron que fuera detenido 11 veces mientras ésta controló el poder. A mediados de la década de los años 80, responsabilizó directamente a Pinochet de las violaciones de los Derechos Humanos que padecían los chilenos, en entrevista personal con el dictador.

Su lucha a favor de los menos favorecidos se extendió hasta horas antes de su muerte. Apoyó las luchas de los movimientos sociales actualmente en curso en Chile, y el pasado 3 de marzo, en carta dirigida a la comunidad de sacerdotes de su país, criticó la posición pasiva asumida por esta ante las violaciones de los Derechos Humanos que son sufridas por el pueblo chileno.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: