Los temerarios pilotos de los aviones Spitfire que abrieron el camino a los vuelos supersónicos



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

  • Stephen Dowling
  • BBC Future

Pie de foto,

Estos aviones no estaban diseñados para viajar a velocidades tan altas.

El 14 de octubre de 1947 el piloto de pruebas estadounidense Chuck Yeager hizo lo que muchos pensaban era imposible.

Atado en el asiento del avión propulsado por cohete Bell X1 -y adolorido después de haberse roto dos costillas unos días antes en un accidente de equitación-, Yeager se convirtió en el primer hombre en volar más rápido que la velocidad del sonido.

Aunque el nombre de Yeager pasó a la historia, otros pilotos estuvieron antes muy cerca de romper esta barrera.

Algunos incluso vivieron para contarlo. Lo que es aún más impresionante: los aviones en los que volaban eran físicamente incapaces de alcanzar la velocidad del sonido. Acercarse a ese límite podía haberlos resquebrajado.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: