Los retos de la comunicación en fusiones y adquisiciones


El periodo post pandemia nos ofrece un panorama dinámico y una reconfiguración del entorno corporativo en muchas industrias.

En este contexto las fusiones y adquisiciones (F&A) han comenzado a retomar su ritmo y América Latina no se queda atrás. Estos procesos serán cada vez más frecuentes por diversas variables que han cambiado a raíz de la crisis mundial; entre ellas, los nuevos modelos de negocio, las presiones financieras, el cambio de hábito del consumidor, las nuevas realidades del mercado, la necesidad de alcanzar mayor escala para competir en sectores altamente competitivos, entre otros aspectos.

Según los analistas de Euromonitor, una de las empresas más reconocidas en investigación y tendencias, se prevé un crecimiento de los acuerdos de F&A en casi todas las regiones del globo para el próximo año.

Latinoamérica se posiciona como la región donde las empresas firmarán más acuerdos de este tipo en 2021 con un 13.7%. Unas monedas más débiles, tasas de interés decrecientes y un gran mercado interno son motivos para que las organizaciones con liquidez incorporen activos estratégicos.

Asia Pacífico y Europa Occidental son las siguientes regiones en las que se espera un mayor número de F&A para 2021, del orden de un 8.2% y un 7.4% más, respectivamente. Le siguen Australasia (6.5%), Estados Unidos y Canadá (2.7%), Europa Oriental (2.6%) y Medio Oriente y África (0.2%).

Esta misma apreciación la tienen los analistas de Boston Consulting Group (BCG). Según el reporte de F&A 2020 elaborado por la firma, después de una fuerte caída, el volumen mensual de estas transacciones ya ha regresado al límite inferior del nivel históricamente normal.

Para evaluar el mercado actual de F&A en un contexto histórico, el estudio analizó las operaciones globales valoradas en más de 500 millones de dólares desde el 2007. El ritmo de actividad estuvo generalmente en el rango de 40 a 70 transacciones por mes durante los últimos diez años.

Miedo pero con mascarilla

La actividad mensual cayó por debajo de este rango en meses consecutivos dos veces: en el punto álgido de la crisis financiera a fines del 2008 hasta mediados del 2009 y en el primer semestre de 2020. Inicialmente, la caída de la actividad de F&A en la crisis actual fue peor que en la crisis de 2008-2009, pero se produjo un repunte claramente perceptible entre junio y agosto, ya que la actividad mensual de acuerdos superó las 40 transacciones.

Jens Kengelbach, senior partner de BCG, director global de fusiones y adquisiciones de la firma sostiene que aunque el regreso de grandes cuarentenas a causa de la Covid-19 podría retrasar la recuperación, los negociadores audaces ven la recesión como una creación de oportunidades para perseguir objetivos estratégicos, a través de fusiones y adquisiciones clásicas o estructuras de acuerdos alternativos.

El autor es consultor en comunicación estratégica



MÁS INFORMACIÓN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
%d bloggers like this: