Los retos de la comunicación en fusiones y adquisiciones (2)


Las fusiones y adquisiciones entre empresas darán mucho que hablar en los tiempos por venir. En la entrega anterior adelanté algunos datos sobre el crecimiento de los acuerdos de fusión y adquisición en casi todas las regiones del globo para el próximo año.

Los retos para la generación y/o preservación de valor a través de estos acuerdos no sólo pasa por los aspectos financieros, también es vital evaluar las variables intangibles que están inmersas en una fusión o adquisición como lo son la cultura corporativa, que en la actualidad es un proceso medular para alcanzar el éxito.

Uno de los disparadores de este tipo de acuerdos es el acceso a tecnología. Según Boston Consulting Group (BCG), debido a que las disrupciones producidas por la pandemia han reforzado las megatendencias tecnológicas como la analítica avanzada y la automatización, muchas empresas necesitan obtener acceso rápidamente a nuevos talentos y capacidades.

Esto promueve no sólo fusiones y adquisiciones clásicas, sino también estructuras de acuerdos alternativos. En este tipo de tratos alternativos, en lugar de adquirir el control e integrar un objetivo, las empresas adquieren participaciones minoritarias o establecen acuerdos de cooperación, como a través de joint ventures, alianzas estratégicas o inversiones de capital de riesgo corporativo.

En cualquier caso, se deben superar los desafíos de la integración y realización de sinergias para finalmente tener éxito y es aquí donde la cultura corporativa de las empresas requiere especial atención.

Superar las diferencias culturales, es con mucho, la cuestión más problemática para conseguir que las fusiones y adquisiciones funcionen bien. De repente, se toma a personas de culturas muy distintas, se les agrupa, y se espera que resuelvan complejos asuntos de estrategia y prácticas de trabajo. La situación puede agravarse si existe incertidumbre sobre quién va a conseguir determinado puesto y sobre cómo se van a obtener exactamente las sinergias de reducción de costos.

La diferencia en la cultura organizacional hace que los acuerdos de fusiones y adquisiciones se conviertan en una proposición muy riesgosa, 87% de las organizaciones indican que la integración cultural es crítica para el éxito del negocio. Se estima que el 58% de las compañías no tiene una metodología sistemática para evaluar e integrar la cultura en un acuerdo.

Las empresas que dedican más tiempo a la cultura durante el due diligence son aquellas que sobreviven. Las organizaciones deben de tratar de implementar durante la integración, perfiles culturales alineados con la estrategia general del negocio futuro.

Otro aspecto a destacar es la comunicación estratégica. Cualquier proceso de ajuste organizacional afecta a múltiples stakeholders y genera un amplio espacio de incertidumbre y especulación. Es por ello que la comunicación permite engranar todos los frentes del proceso de cambio para mitigar riesgos, facilitar los objetivos de negocio, apoyar el proceso de ajuste organizacional y ofrecer información clara y oportuna a las distintas audiencias.

Vienen tiempos de cambio, enfocar las prioridades será la clave del éxito futuro para las empresas.

El autor es consultor en comunicación estratégica.



MÁS INFORMACIÓN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
%d bloggers like this: