Londres no esperó pruebas de la OPAQ para atacar Siria porque estaba seguro de la culpa de Damasco



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha reprochado a Theresa May que no debe rendir cuentas ante Trump, sino ante el Parlamento británico.

El Reino Unido no esperó los resultados de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas para atacar Siria porque estaba seguro de que el Gobierno de Damasco perpetró un ataque químico en Duma, ha afirmado la primera ministra británica, Theresa May, ante el Parlamento británico. El Gobierno británico ha estimado como “altamente probable” que Damasco hubiera usado armas químicas antes y que siga haciéndolo en el futuro, ha dicho May.

May ha insistido en que el Reino Unido participó en los ataques no por la petición del presidente estadounidense, Donald Trump, sino de acuerdo a sus intereses nacionales. 

“Hemos actuado porque está en nuestro interés nacional prevenir el uso futuro de armas químicas en Siria y apoyar el consenso global de que estas no deben utilizarse, ni en Siria ni en las calles del Reino Unido”, ha expresado la primera ministra. “Lo hemos hecho porque creemos que es lo correcto, y no estamos solos”, ha subrayado May.

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha reprochado a May que no debe rendir cuentas ante Trump, sino ante el Parlamento británico. En su opinión, la acción militar fue “legalmente cuestionable”. “Espero que la primera ministra publique hoy la justificación jurídica completa [del ataque]”, ha agregado el líder de la oposición.

Corbyn ha subrayado que aunque pueda haber indicios de la culpa del Gobierno sirio, otros grupos en el país árabe han utilizado armas químicas en el pasado.

Más información, en breve.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook