Las contundentes declaraciones de Inger, la ex esposa de Nacho



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]


Inger Devera publico un emotivo y sentido mensaje con respecto a los hijos, asegurando que los mismos no son un medio para llenar vacíos emocionales.

La ex esposa del cantante Nacho, Inger Devera utilizo sus redes sociales para hablar sobre la crianza de los hijos y como estos forman parte del milagro de la creación. Y es como se sabe, la bailarina venezolana es madre de tres retoños que nacieron como fruto de su relación con el interprete criollo y con los que reside en Estados Unidos.

A través de su cuenta de IG, Inger subió una fotografía en compañía de sus pequeños hijos, sin embargo, lo que llamo la atención fue el texto que escribió la venezolana al pie del post.

«No creo que los hijos vengan al mundo para llenar vacíos. Tampoco creo que sean un medio para complacer, completar o comprometer a nadie. No creo que su misión sea cumplir con nuestros sueños frustrados, ni que estén aquí para convertirse en aquello que les impongamos ser».

«No traemos al mundo a un hijo porque se supone que hay que tenerlo, ni porque ya se está en la edad o porque ya la edad se está pasando. Los hijos son para ser amados incondicionalmente, nada más, recordando siempre que no son nuestros, son de la vida».

Ademas, la bailariana cito una frase del poeta libanés Khalil Gibran: “Tus hijos no son tus hijos, son hijos e hijas de la vida, deseosa de sí misma. No vienen de ti, sino a través de ti y aunque estén contigo, no te pertenecen. Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos, pues ellos tienen sus propios pensamientos».

añadió «Puedes abrigar sus cuerpos, pero no sus almas, porque ellos viven en la casa del mañana, que no puedes visitar, ni siquiera en sueños. Puedes esforzarte en ser como ellos, pero no procures hacerles semejantes a ti, porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer. Tú eres el arco del cual tus hijos, como flechas vivas, son lanzados. Deja que la inclinación, en tu mano de arquero, sea para la felicidad.”

También agradecio a sus niños mejor conocidos como los Migueles por haberle permitido ser testigo del milagro de la creación «Gracias, hijitos míos, por permitirme ser testigo del milagro de la creación. Los amo infinitamente».



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: