Las cicatrices que deja el “bullying” entre hermanos


8 septiembre 2014

Fuente de la imagen, Thinkstock

Pie de foto,

La mayoría de los niños dijeron que el bullying empezó cuando tenían 8 años.

Ser intimidado regularmente por un hermano podría poner a los niños en riesgo de depresión cuando son mayores, según un estudio dirigido por la Universidad de Oxford en Reino Unido.

Investigadores de las Universidades de Oxford, Warwick y Bristol y el University College de Londres enviaron cuestionarios a miles de familias con niños menores de 12 años entre 2003 y 2004. Seis años más tarde contactaron de nuevo con ellos para evaluar su salud mental.

Si los niños tenían hermanos se les preguntó si eran intimidados por estos. En concreto, el cuestionario decía: “Esto significa que cuando un hermano o una hermana intenta enfadarte diciendo cosas desagradables e hirientes, o completamente te ignora de su grupo de amigos, te golpea, da patadas, empujones, dice mentiras sobre o inventa falsos rumores acerca de ti”.

Investigaciones anteriores han sugerido que las víctimas de acoso escolar entre iguales pueden ser más susceptibles a la depresión, la ansiedad y las autolesiones.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: