‘La tendencia ha sido conservar el seguro de salud’


La pandemia del nuevo coronavirus ha tenido una incidencia directa en el desempeño de las aseguradoras y ha moldeado el comportamiento tanto de los clientes como de los productos que se ofrecen en el mercado.

Uno de los efectos directos de la pandemia fue la caída en las primas suscritas. Sucedió en el conjunto de la industria y particularmente en el ramo de autos, uno de los más importantes.

En el caso de Assa Compañía de Seguros, las primas suscritas en autos cayeron $14.4 millones, un 22% menos, debido principalmente a rebajas en las coberturas. De este total, $5 millones corresponden al bono de descuento que ofreció la compañía a sus clientes para reflejar el menor riesgo debido a las restricciones de movilidad. “Ese es el dinero que se iba a usar para pagar reclamaciones, el taller, las piezas… Si eso no va a suceder, era injusto quedarnos con ese dinero”, comentó Ian Van Hoorde, gerente general de Assa Compañía de Seguros, en una conversación con este diario.

Aunque la compañía registró una caída en las primas, mantuvo la relación con la gran mayoría de los clientes, un elemento clave para cualquier corporación. Además, ganó cierta participación de mercado.

En 2020, sumados todos los ramos, las primas suscritas por Assa totalizaron $387.7 millones, cifra que representa una caída de 3.5% si se compara con los $401.9 millones registrados el año anterior, según las cifras de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros.

En cuanto a los siniestros, la compañía pagó $124.5 millones en 2020 y $185.6 en 2019. Van Hoorde explicó que en 2019 la cifra se vio afectada por un siniestro de $40 millones vinculado a un incendio de una planta eléctrica. Además, la pandemia incidió a la baja en los siniestros de autos, por la menor frecuencia de accidentes, y de salud, ya que los procedimientos no urgentes fueron aplazados. Aunque las pólizas tienen exclusiones en caso de pandemia, las aseguradoras en Panamá decidieron cubrir los gastos por Covid-19 a sus clientes. “Nos sentimos cómodos habiendo pagado Covid-19… La decisión se tomó pensando en los clientes, pero salió bien en todas las direcciones”, sostuvo el ejecutivo.

Consultado sobre si habrá ajustes al alza en las pólizas tras el primer año de pandemia, Van Hoorde señaló que en el caso de seguros de salud individual no habrá aumentos por Covid-19. “El único ajuste posible sería retomar el ajuste global regulatorio, que fue suspendido voluntariamente el año pasado. Si en 2021 pasamos a los clientes el costo de los reclamos por Covid-19 del 2020, entonces nunca fuimos solidarios”.

En el caso de los seguros colectivos de salud, dijo que “no pensamos incrementar precios por Covid-19, salvo que la renovación en 2021 la empresa contratante quiera incluir la cobertura con un límite anual para todo el grupo. Pero si no la quieren incluir, nosotros simplemente asumimos las pérdidas del año 2020”.

Van Hoorde dijo que durante la pandemia “la tendencia ha sido conservar el producto de salud”.

Hay una mayor preferencia por el seguro de salud, pero los costos, en general, son elevados, influenciados en gran medida por la inflación de servicios médicos y hospitalarios.

Una de las apuestas de Assa para afrontar esta situación es un nuevo seguro de salud que ofrece productos y servicios usando hospitales y médicos profesionales panameños. “El costo base de este producto no incluye los altos costos de hospitalización en países como Estados Unidos. Con esto logramos que el precio sea muy accesible y más personas puedan optar por un seguro de salud privado”, dijo Van Hoorde.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: