La incidencia del cáncer infantil ha aumentado un 13% en dos décadas



Acto con motivo del Día Internacional del Cáncer Pueril. (EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA)

Durante los dos primeras décadas de este siglo el cáncer de niño ha sido un 13% más global que durante los abriles ochenta, con una tasa de incidencia anual de 140 por millón en niños entre cero y 14 abriles en todo el mundo, aunque una parte de ese aumento puede deberse a una detección mejor o más temprana.

Un estudio coordinado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), con sede en Francia, y publicado en The Lancet, recoge información sobre casi 300.000 casos de cáncer diagnosticados entre 2001 y 2010.

Los datos indican que la leucemia es el cáncer más global entre niños menores de 15 abriles y supone casi un tercio de todos los casos de cáncer de niño.


Los tumores en el sistema nervioso central ocupan la segunda posición (20% de casos), mientras los linfomas supone un 12% de los casos, según un comunicado de la IARC.

Entre los pequeños menores de cinco abriles un tercio de los casos correspondían a tumores embrionarios, como el neuroblastoma, el retinoblastoma, el nefroblastoma y el hepatoblastoma.

Adolescencia

El estudio incluso analiza la incidencia del cáncer en la adolescencia (de 15 a 19 abriles), con una tasa anual de 185 por millón de adolescentes, según los datos estudiados de 100.000 casos.

En esa vida, los cánceres más comunes son los linfomas (23%), seguidos de aquellos que se clasifican como carcinoma o melanomas (21%).

El cáncer es “una causa importante de homicidio en niños y adolescentes, a pesar de su incidencia relativamente escasa antiguamente de los 20 abriles”, señaló el director del IARC, Christopher Wild.

Este extenso y nuevo conjunto de información sobre el patrón e incidencia del cáncer en esas edades “es animoso —dijo— para aumentar la concienciación y para comprender y combatir mejor” la enfermedad.

No solo la genética

Los cánceres en niños es más posible que dependan de la predisposición genética, pero el estudio incluso sugiere que la incidencia puede estar influida por el cambio de concienciación de los doctores o por mercancía ambientales externos, como infecciones o algunos contaminantes ambientales.

Para permitir la identificación de causas que podrían ser evitadas, es necesario que haya información de ingreso calidad sobre la incidencia de la enfermedad en una proporción representativa de la población mundial.

En lugares con bajos posibles el cáncer puede no estar diagnosticado correcto a la desliz de concienciación o de equipos adecuadosEl presente estudio se realizó con datos procedentes de 153 registros sobre cáncer en 62 países, departamentos y territorios que engloban, aproximadamente, un 10% de la población de niño en el mundo.

Sin confiscación, sus resultados se basan en una cobertura de casi el cien por cien en la población de niño del norte de América y Europa Occidental, pero del 5% o menos en África y Asia.

Las tasas de incidencia, que indican el número de casos por población en peligro y año, es la primera información de la que se debe disponer para “emprender a combatir contra esta enfermedad”, agrega el estudio.

En lugares con bajos posibles el cáncer puede no estar diagnosticado correcto a la desliz de concienciación o de equipos adecuados y adicionalmente es complicado cosechar datos estadísticos, indica el noticia.

El estudio señala adicionalmente a factores sociales como posible explicación de “las inesperadamente” bajas tasas señaladas en el caso de bebés y niñas en ciertos países pobres.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: