La Asamblea no da paso a la agenda anticorrupción


La Asamblea Nacional culminará el próximo 30 de octubre otro periodo de sesiones ordinarias, sin discutir ninguna de las propuestas de ley anticorrupción.

Estas iniciativas se encuentran estancadas en la Comisión de Gobierno, que dirige el diputado perredista Crispiano Adames.

Algunos de estos documentos han sido presentadas por diputados de la propia comisión, quienes señalan que es Adames quien debe poner los proyectos en la agenda, para su debate.

El Legislativo ignora el debate anticorrupción

Faltan solo 19 días calendario para que la Asamblea Nacional culmine el período de sesiones ordinarias y entre en receso, y la Comisión de Gobierno ha ignorado la discusión de, al menos, nueve propuestas anticorrupción.

Algunas esperan por primer debate, y otras fueron enviadas a una subcomisión para su análisis, ya que modifican códigos.

Una de esas propuestas es la del diputado independiente Gabriel Silva, que presentó un anteproyecto para evitar el “conflicto de interés” en la administración pública. Otra propuesta presentada por el panameñista Luis Ernesto Carles, modifica la Ley 59 de 1999, sobre las declaraciones patrimoniales de los funcionarios. Esta iniciativa busca, entre otras cosas, que ese documento sea público.

Silva y su colega Juan Diego Vásquez presentaron un proyecto similar, pero este busca que tanto diputados como las autoridades de los gobiernos locales presenten declaración jurada de su patrimonio. Otras propuestas, también impulsadas por Silva y Vásquez, promueven buenas prácticas en las juntas directivas estatales, y contemplan cambios a la Ley 6 de 2002 (Ley de Transparencia).

“Parece más importante para la comisión debatir la creación de más corregimientos, para darle más carga al presupuesto ”

Luis Ernesto Carles

En el periodo pasado, la Comisión de Gobierno, entonces presidida por el perredista Leandro Ávila, decidió acoger, mas no debatir, la mayoría de proyectos anticorrupción, antes de que finalizara el primer año de sesiones ordinarias del quinquenio 2019-2024, con el propósito de que la comisión que se conformó en julio de 2020 las pudiese debatir. En ese momento, Ávila esperaba ser reelecto como presidente. Pero la comisión quedó en manos de su copartidario Crispiano Adames, y no se sabe qué futuro depara a estos proyectos.

En la Comisión de Gobierno también están Benicio Robinson, Zulay Rodríguz y Roberto Ábrego, del Partido Revolucionario Democrático; Corina Cano, del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista; Marylín Vallarino y Rony Araúz, de Cambio Democrático; Carles, y Vásquez.

¿Por qué las propuestas están estancadas? Este medio llamó en reiteradas ocasiones a Adames, quien, como presidente, decide la agenda de la comisión, pero no respondió. Algunos de sus colegas sí dieron su opinión.

Para Carles, que tiene tres leyes anticorrupción prohijadas, se requiere cambiar el Reglamento Interno de la Asamblea, para que los proyectos “buenos e interesantes” no se discutan en el orden subjetivo del presidente de turno de la comisión. Dijo que parece más importante para la comisión “debatir la creación de más corregimientos, para darle más carga al presupuesto del Estado”.

Zulay Rodríguez indicó que “si [los proyectos] no se ponen en el orden del día, no se pueden discutir”.

Silva, quien en su momento fue parte de esa instancia, advirtió que no hay “interés real” de los diputados en debatir estos temas. Señaló que la mayoría de los proyectos quedan en el “prohijamiento”, pero este es un paso muy pequeño. “Lo importante es ponerlo en primer debate”, precisó.

Solo cinco de los 71 diputados han presentado proyectos anticorrupción. A la Asamblea tampoco ha llegado alguna de las propuestas para combatir la corrupción que el presidente Laurentino Cortizo, prometió en campaña.



MÁS INFORMACIÓN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
%d bloggers like this: