Kate Middleton revela que recurrió a un método de hipnosis para dar a luz


[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]


Los duques de Cambridge posando con su tercer hijo Louis en abril de 2018

 

A Kate Middleton “le gustó mucho” la experiencia del parto, sobre todo porque sabía que terminaría… Y también ayudó que la Duquesa de Cambridge empleó en sus tres embarazos una técnica llamada “hipnobirthing”, que es una forma de meditación utilizada para ver el nacimiento como algo positivo a través de visualizaciones, así como para ayudar a superar el dolor.

INFOBAE

El método emplea técnicas de autohipnosis y relajación para ayudar a las mujeres a sentirse física, mental y espiritualmente preparadas para reducir su conciencia del temor, la ansiedad y el dolor durante el parto.

Las clases de hipnobirthing (hipnoparto) enseñan a los padres a poner en práctica y usar una combinación de música, visualización, pensamiento positivo y palabras para relajar el cuerpo y controlar las sensaciones durante el trabajo de parto.

Según reveló Kate, este enfoque único la ayudó a superar sus tres embarazos, que fueron muy difíciles. Middleton sufre de hiperémesis gravídica, un tipo de náuseas matinales intensas que, según la duquesa, la hacían sentir “totalmente descompuesta”.

Las revelaciones de la duquesa se conocieron en una inusual entrevista con Giovanna Fletcher, presentadora del podcast “Mamá feliz, bebé feliz”.

“El hipnobirthing fue enormemente poderoso y como las náuseas matutinas habían sido tan malas durante el embarazo, siempre llegué contenta al parto, porque era un acontecimiento que sabía que iba a tener un final”, dijo en la entrevista. “Vi el poder de la meditación y la respiración profunda cuando estaba realmente descompuesta”, dijo Middleton. “Me di cuenta de que era algo que podía controlar.”

 

Foto Aaron Chown / Pool vía REUTERS

 

Middleton y el príncipe William son padres del príncipe George, de 6 años, la princesa Charlotte, de 4, y el príncipe Louis, de 1.

En el podcast, la esposa del príncipe William se mostró como cualquier madre. “Definitivamente tener niños es un desafío. No solo para mí, sino también para tus seres queridos que te rodean”, dijo.

De hecho, contó que uno de los momentos más difíciles fue el de cumplir con la tradición de la familia real de presentar a sus hijos públicamente en las escaleras del hospital Lindo Wings, a pocas horas de dar a luz. Esa situación, recién parida, no fue fácil para Kate Middleton. “Fue aterrador, no voy a mentir”, dijo la duquesa entre risas. Pero aclaró que es un gesto de agradecimiento por el apoyo que el pueblo les brinda.

“William y yo estábamos muy conscientes de que esto era algo por lo que todos estaban entusiasmados, ustedes saben que estamos enormemente agradecidos por el apoyo que el público nos ha mostrado y, de hecho, para que podamos compartir esa alegría y aprecio con el público, sentí que era realmente importante”, contó a Giovanna.

Pero después de esa aparición pública vino el shock. “Subestimé totalmente el impacto que tendría un hijo en nosotros, en nuestra vida familiar. Ninguna planificación puede prepararte para ese momento”, afirmó. De hecho, reveló, que llevó tiempo acostumbrarse a los cambios. “Nos tomó un poco de tiempo acostumbrarnos y volver a ponernos en marcha, pero supongo que esa es la belleza de tener un bebé recién nacido: te lleva a tus lugares más difíciles y desconocidos, en los que realmente ni siquiera habías pensado”, agregó.

Incluso ahora, afirmó, es un trabajo constante balancear la crianza de sus tres hijos con sus deberes reales. Middleton dice que George y Charlotte a menudo se preguntan por qué no puede recogerlos de la escuela, aunque ella y William son muy presentes. Y claro, como todas las madres, Kate se siente culpable. “La que diga que no siente culpa, está mintiendo”, dijo en tono relajado.

Según contó, a pesar de la culpa, lo importante para ella y William es crear recuerdos con los niños “en lugar de ir tachando cosas de su lista de tareas”. “Eso es lo que me gustaría que recordaran, esos momentos conmigo como madre, pero también con la familia yendo a la playa, empapándonos bajo la lluvia, llenando nuestras botas de agua; eso es lo que me gustaría que recordaran. No un hogar estresante donde estás tratando de hacer todo y no tener éxito en una cosa”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: