Intersectorial de Trabajadores de Guayana denunció terrorismo laboral en las industrias


La Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG) se solidarizó con los cuatro sidoristas a quienes les suspendieron sus salarios por protestar en reclamo de sus beneficios laborales.
Alejandro Álvarez, miembro de la ITG y dirigente sindical de Planta Casina, denunció el hecho como un terrorismo laboral y recordó que es una práctica cada vez más frecuente.

Recordó que en el caso de Orinoco Iron hay dos trabajadores con calificativo de despido desde hace tres años, en retaliación por las protestas de 2018 cuando les cercenaron las contrataciones colectivas.

Exigió a la inspectoría ad hoc, según resolución 120 del 20 de abril de 2020, pronunciarse de oficio ante el evidente conflicto laboral en Guayana.

Por su parte, el dirigente sindical de Ferrominera, Rubén González, destacó que en esta empresa hay por lo menos 10 trabajadores despedidos, medida que también aplicaron con la mayoría de los integrantes del sindicato.

César Soto, Carlos Ramírez y José Saracual son los trabajadores de Sidor a quienes les suspendieron sus salarios por la protesta de calle del pasado miércoles 17 de febrero. Además, Cruz Hernández es otro sidorista con salario suspendido desde hace meses y quien actualmente padece de síntomas de COVID-19.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: