Hombre vinculado con Nobel filtró nombres — Informe



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

La Secretaria Permanente de la Academia Sueca Sara Danius

Pero la propuesta de expulsar a Frostenson fue rechazada por la mayoría de los miembros, lo que provocó la renuncia de los otros tres, que criticaron en público a sus colegas por anteponer motivos personales a la responsabilidad de velar por la integridad de la institución.

Con su salida junto con la de Sara Danius, secretaria permanente encargada de anunciar el premio Nobel de Literatura, el comité ha quedado sin quórum. “Es la voluntad de la Academia y la acepto”, afirmó.

Hubiera continuado con mucho gusto, pero hay otras cosas para hacer en la vida“, declaró Sara Danius a la prensa poco antes de subir a un taxi. Sin embargo, las reglas de la entidad implican que sus miembros técnicamente no pueden renunciar, aunque dejan de participar en las actividades.

El director de la Academia, Anders Olsson, confirmó tras la reunión que Frostenson había decidido su salida “con la esperanza de que la Academia Sueca sobreviva como institución” y aseguró que no se ha discutido quién puede suceder a Danius en el cargo. Nos vimos obligados a hacer un compromiso, dar un paso atrás.

Arnault está involucrado por otra parte en denuncias de acoso sexual.

Los tres escritores justificaron de forma indirecta su salida de la institución por el caso que afecta al dramaturgo francés Jean-Claude Arnault, muy vinculado a la academia, esposo de una de sus miembros, Katarina Frostenson, y relacionado con presuntos abusos sexuales.

Danius se ha reunido estos días con el rey Carlos XVI Gustavo, protector de la institución, fundada en 1786 por Gustavo III.

Estas dos salidas se suman a las tres de la semana pasada, con lo que solo 11 de los 18 asientos de la academia están ocupados dificultando la elección del galardón este año.

Al estallar el caso, la academia cortó la relación privilegiada y encargó un informe externo, mientras varias mujeres interponían denuncias y la fiscalía abría una investigación, en medio de duras críticas del mundo cultural a la institución.

Esas medidas no impidieron que la Academia entrara en una grave crisis, que llevó el 6 de abril pasado a la renuncia de tres académicos, disconformes con la decisión del organismo de reafirmar su confianza en Katarina Frostenson, quien finalmente también renunció este jueves.

El informe reveló que Arnault había filtrado el ganador del Nobel en siete ocasiones, que Frostenson era copropietaria de la sociedad que controla el club literario “Forum” -dirigido por Arnault- y que podría haber irregularidades en la financiación recibida por esa organización de la Academia, por lo que recomendaba una denuncia.

La Academia trata ahora de encontrarles sustituto y de restablecer la buena imagen de una de las más importantes instituciones del país.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook