esto es todo lo que está en juego en la corte suprema de Brasil


[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Foto: EFE

(Caracas, 04 de abril. Noticias24).- La corte suprema de Brasil rechazó un recurso del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para apelar en libertad ante las máximas instancias judiciales una condena a 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El Supremo Tribunal Federal (STF) adoptó esa decisión por una estrecha mayoría de 6 votos a 5 poco después de la medianoche del miércoles, tras más de 10 horas de debates.

Según juristas, Lula podría ser arrestado la semana próxima, cuando el tribunal de segunda instancia que lo condenó en enero analice las últimas objeciones de su defensa.

El STF debatía además después de su fallo si Lula podría beneficiarse de un ‘salvoconducto’ hasta que se resuelvan los recursos contra su decisión.

El desempate estuvo a cargo de la presidenta del tribunal, Cármen Lúcia.

El líder de la izquierda y favorito a las elecciones presidenciales de octubre, de 72 años, fue condenado en enero por un tribunal de apelación a 12 años y un mes de cárcel por recibir un apartamento de lujo de una constructora involucrada en el escándalo de sobornos de Petrobras.

– “Atrapar a los chicos pobres” –

“El sistema penal está hecho para atrapar a los chicos pobres y no consigue atrapar a los que desvían millones por corrupción. No conseguimos atraparlos y no lo conseguiremos si cambiamos [las reglas] hoy”, afirmó el juez Luis Barroso, antes de rechazar el recurso (habeas corpus).

Edson Fachin, relator de la Operación Lava Jato, que dejó al descubierto una red de corrupción entre empresarios y políticos, votó contra Lula, señalando que Brasil es a menudo señalado en tribunales internacionales por la extensión de sus procesos, que a menudo en una mera prescripción.

Foto: EFE

El juez Alexandre de Moraes también rechazó el recurso.

Su colega Gilmar Mendes, en cambio, aceptó el habeas corpus argumentando que la posibilidad de detener a un acusado se había convertido en un dictado de “prisiones automáticas” y propuso una solución intermedia: que la condena sea ejecutada solo después del tercer grado (Superior Tribunal de Justicia, STJ), lo cual permitiría a Lula seguir libre al menos varios meses.

Lula, de 72 años, fue condenado por recibir un apartamento de lujo de una constructora involucrada en el escándalo de sobornos de Petrobras; pero presentó el habeas corpus ante el STF para evitar su encarcelamiento.

Si su recurso es aceptado, podrá seguir en precampaña y apostar a un largo proceso en los tribunales superiores. De lo contrario, podría ser arrestado en breve.

– Tensiones –

La corte en Brasilia trabaja aislada del público. En el exterior, la policía montó un vallado para separar a los manifestantes de ambos bandos.

Pero cuando caía la noche, apenas unos pocos miles de activistas seguían las deliberaciones en las inmediaciones del edificio.

La tensión que precedió al juicio tuvo su momento más álgido el martes, cuando el comandante del Ejército, el general Eduardo Villas Boas, aseguró en su cuenta de Twiter que compartía “el ansia de todos los ciudadanos de bien, de repudio a la impunidad y de respeto de la Constitución, la paz social y la democracia”.

Foto: EFE

La polarización en Brasil dejó paso a la violencia a fines de marzo, cuando una caravana proselitista del líder de la izquierda fue atacada con armas de fuego.

La primera economía latinoamericana recorre una crisis política que ya lleva más de tres años, en medio del bombardeo de acusaciones de la corrupción desvendada por Lava Jato contra figuras de prácticamente todos los partidos.

– Lula –

Lula seguía la audiencia junto a Rousseff en la sede del Sindicato de Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo, cinturón obrero de Sao Paulo, donde inició el ascenso que lo llevó del gremialismo hasta la jefatura de Estado. En otra sala, unos 300 militantes asistían al debate a través de una pantalla gigante. El hastío de los extensos discursos de los jueces solo fue interrumpido por los festejos generados por el único voto a favor de Lula.

“Creo que será concedido el habeas corpus, pero con una votación apretada (…) Será una primera victoria, porque se abre el camino para una candidatura del presidente Lula respaldado jurídicamente. Es un paso importante en esta batalla política”, dijo Alexandre Castilho, dirigente del Sindicato de Petroleros de Sao Paulo.

Pero aun si Lula consigue evitar la prisión, su candidatura está en jaque porque la justicia electoral impide postularse a condenados en segunda instancia.

El que fuera el presidente más popular de la historia reciente de Brasil se declara inocente en este proceso y en los otros seis que enfrenta por delitos como tráfico de influencia y obstrucción a la justicia.

Con información de EFE y AFP



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook