“En la próxima flexibilización del 10-A puede entrar Maracaibo”



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Alcalde Willy Casanova asegura: “No nos sobran ni médicos, ni enfermeras y los que están en la batalla, que son héroes y heroínas, hay que cuidarlos y se le garantizan todos los mecanismos, yo lo digo por mi responsabilidad”.

Por: 
Heilet Morales

“Hasta el momento tenemos cerca de 15 días sin que aparezcan nuevos focos, es decir, tenemos los focos controlados, pero además disminuyendo los casos diarios”. La afirmación del alcalde Willy Casanova es optimista para Maracaibo, la capital zuliana que ha visto pasar varias decisiones de flexibilización luego de tener registrados, hasta el pasado miércoles 29 de julio, 1.906 casos confirmados.

En este sentido agrega que ”ya terminando de controlar esta situación del coronavirus, de los brotes, creemos que vamos en buen camino, avanzando de buena manera (para que) en el próximo esquema de flexibilización, previsto para el 10 de agosto, ya la ciudad de Maracaibo puede entrar en una nueva manera de flexibilización”.

La estimación de Casanova en el subregistro de casos es del 8% porque reconoce que “del total de pruebas positivas un 8% sale con IGG lo que significa que ahí está  en promedio el subregistro de lo que hemos venido aplicando”.

En conversación telefónica con esta Casa Editorial, el alcalde reconoció demoras en la llegada de los resultados de la PCR para los pacientes zulianos y explica que “la aparición del brote de la capital, eso implica la aplicación de un número importante de pruebas en Caracas, en Miranda, en Vargas y de alguna manera se han retrasado o se han expandido más  el tiempo de espera de la llegada de las pruebas PCR y tenemos de nuevo un lapso que va entre los 10 a 15 días después que llegue la toma”.

En relación con los 14 médicos que han muerto en el Zulia contagiados por covid-19, estadística que lleva el Colegio de Médicos del Zulia responde:  “Hay médicos que lamentablemente han fallecido por covid-19, pero que han contraído la enfermedad fuera de los recintos hospitalarios, incluso hay algunos que no tienen nada que ver con la atención y el cuidado del covid-19 y no tienen que ver con los hospitales, pero los suman en una estadística terrible  que busca malponer el sistema de salud venezolano, eso es importante que el Colegio de Médicos lo aclare y que lo haga con nombre y apellido para que se deje de construir una falsa teoría de que los médicos contraen el virus en el propio centro de salud”.  

Al respecto agrega: “No nos sobran ni médicos, ni enfermeras y los que están en la batalla, que son héroes y heroínas, hay que cuidarlos y se le garantizan todos los mecanismos, yo lo digo por mi responsabilidad”.

— Usted dijo el viernes que Maracaibo tenía 1.385 confirmados, con 53 brotes, según su equipo, en qué fase estamos, en el  pico pandémico, ya saliendo de él o no hemos visto lo peor?

— Hoy tenemos 1.906 ya confirmados de covid-19 (…) Creemos que estamos empezando a controlar la curva de propagación del virus. Eso significa que han disminuido los casos diarios que hemos captado, sin embargo, seguirán surgiendo nuevos casos en los próximos días, meses, incluso nuevos brotes. Tenemos identificados 53 brotes en la ciudad en donde se concentra el 80% de los casos.

En esos brotes hacemos un trabajo de cierre del cuadrante de tipo policial de cierre de sus salidas y sus entradas y de reforzamiento de las labores de desinfección, de despistaje masivo de casos y de aislamiento para que el foco se reduzca y cortar la línea de propagación.

Hasta el momento tenemos cerca de 15 días sin que aparezcan nuevos focos, es decir, tenemos los focos controlados, pero además disminuyendo los casos diarios, tenemos un grupo que ha salido positivos en pruebas rápidas y que estamos esperando la confirmación de las PCR, ellos están aislados en los hoteles que tenemos en la ciudad.

—  En relación con la demora de confirmación vía PCR qué tanto se puede abreviar porque conozco casos positivos en prueba rápida con hasta 12 días esperando por la PCR, se habló de un laboratorio PCR para el Zulia, pero esperamos que esos tiempos puedan abreviarse!

—  Efectivamente, habíamos logrado reducir el tiempo desde la toma de la muestra hasta la llegada de la PCR incluso a 5 días. Pero con la aparición del brote de la capital, eso implica la aplicación de un número importante de pruebas en Caracas, en Miranda, en Vargas y de alguna manera se han retrasado o se han expandido más  el tiempo de espera de la llegada de las pruebas PCR y tenemos de nuevo un lapso que va entre los 10 a 15 días después que llegue la toma.

El Gobierno nacional anunció la creación en Maracaibo de un laboratorio para las pruebas PCR que entiendo está  en buen avance la obra física que es de importante magnitud porque las condiciones que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) fijan una serie de protocolos en la edificación y condiciones de seguridad y también el equipamiento de ese laboratorio está terminando de llegar al país,  en las próximas semanas ya debe estar instalado para cumplir con dos labores: una, las pruebas que se van aplicando diariamente en la ciudad  y en los municipios de los principales brotes, pero también poder recibir  y atender de manera oportuna a todos los connacionales que están entrando por las fronteras (…).

—  Hablemos del foco de Las Pulgas, la posibilidad de que ahí se desarrollara un caldo de cultivo por lo contagioso del virus estuvo latente desde el primer día, ¿usted no considera que demoraron demasiado en actuar en el caso de Las Pulgas, que desde el 16 de marzo estuvo funcionando, con algunas medidas restrictivas, pero con la precariedad de bioseguridad de toda la vida?

— Hoy lo sabemos, pero en el momento que estaba desarrollándose el avance de la pandemia, como ha sido para todo el mundo, esto ha sido un proceso de aprendizaje, de comprensión de la magnitud del foco, de lo que significa esto para la vida, incluso, para la humanidad.

Hay que recordar que en el Zulia duramos 65 días con apenas seis casos. Teníamos la situación controlada y, evidentemente, en una situación en la que teníamos solo seis casos, con muchos recuperados, duramos días con apenas un caso activo en la ciudad, entonces la manera de ver el coronavirus era completamente diferente.

Sin embargo, habíamos avanzado en tener algunas medidas de control en Las Pulgas, habíamos reducido su operatividad en primer lugar a cuatro días a la semana; luego a tres días de la semana, habíamos exigido el uso del tapabocas, el cierre de todas las entradas, pero esto implica la participación de la ciudadanía para colaborar y poner de su parte.

Fíjate lo que pasó en el mercado de Altos de Jalisco, aparecieron 12 casos. Lo cerramos durante siete días y en conversaciones con los propietarios, locatarios y comerciantes, incluso con los vecinos, logramos que en siete días abriéramos de nuevo el mercado de manera segura y en las pruebas de despistaje que hemos hecho no ha aparecido ningún nuevo caso. Eso lo intentamos hacer con Las Pulgas en reiteradas oportunidades, pero la magnitud de un mercado que su foco ha llevado casos a Caracas, a Miranda, es decir es un mercado que no le sirve solo a la ciudad, sino que implica parte importante de la economía del país, podríamos decir; y determina la economía del occidente del país.

Hoy por supuesto que vemos muy claro lo que había que hacer, pero en el momento que estábamos en pleno desarrollo de la labor, cuando teníamos seis casos apenas, nos parecía un poco abrupto cerrar totalmente el mercado y paralizar la economía de un grupo importante de familias maracaiberas que viven de un día a día del mercado.

Sin embargo, cuando tenemos elementos de que comienzan a aparecer nuevos casos vinculados al mercado tomamos la decisión de cerrarlo, el 24 de mayo y ya el brote estaba desarrollándose y se diseminó rápidamente con las 18 parroquias del municipio llevándonos a tener hoy 53 brotes activos en Maracaibo.

No obstante, cuando comparamos esta realidad con otras ciudades de América Latina estamos muy por debajo de las cifras de otros países del mundo que, lamentablemente, tienen cifras terribles sobre el coronavirus.

—  ¿En cuánto estiman el subregistro de casos en la entidad?

—  Hemos encontrado en estos 53 brotes donde el virus fluye con mayor fuerza, pacientes que en la prueba rápida le marca el IGG que indica que ya el virus le ha pasado y no presentó síntomas, entonces no hay que aislarlo en ningún hotel, ni aplicarle ningún tratamiento porque su propio sistema inmunológico combatió el virus y lo derrotó. Ese ha sido un porcentaje de un 8% de las pruebas que hemos aplicado positivas. Del total de pruebas positivas, un 8% sale con IGG lo que significa que ahí está  en promedio el subregistro de lo que hemos venido aplicando.

Luego hemos hecho seguimiento a pacientes que llegan con insuficiencia respiratoria a los hospitales o CDI que salen negativos en la prueba rápida, ahí tenemos otro registro de casos que a pesar de que no podemos calificar como covid-19 tienen los síntomas.

Incluso, personas que han fallecido con estas características sin que se le haya comprobado el virus porque la prueba rápida salió negativa y no dio tiempo la PCR porque la persona falleció y el protocolo dice que ya fallecido no se le puede hacer el hisopado, ahí tenemos otro pequeño registro (…).

Ha habido una campaña terrible de algunos periodistas y algunos periódicos con el Hospital Universitario en las primeras semanas, ahora también contra el aislamiento; y eso lo que hace es generar temor en la población de ir a la búsqueda de la salud y hay casos que nos llegan con el virus muy avanzado que ya no nos permite garantizarle el cuidado a la salud.

—  Sobre el aislamiento hay personas que prefieren marginarse, incluso del despistaje, pero es que hay denuncias de personas que dicen que no reciben la atención que esperan al dar positivo, ¿qué respuesta da la municipalidad?

— En primer lugar, de manera muy responsable hay que decirlo por la cantidad de personas que nosotros hemos tenido durante todo este proceso, que ya abarca 135 días, en aislamiento en los hoteles que supera más de 2.000 personas porque hemos aislado a las personas positivas, a su grupo familiar (en algunos casos), a personas que por su condición de obesidad, de hipertensión, de diabetes, o de alguna enfermedad oncológica, decidimos monitorear su salud, los casos  que han salido son mínimos.

Si hubiera una situación trágica o altamente compleja tuviéramos protestas permanentemente en los hoteles y eso no ocurre, sino  cierta gente que, efectivamente, aspira a tener una atención de otro nivel que no la vamos a tener porque no la encuentran en este momento en los hoteles.

Sin embargo, en la atención garantizamos lo básico, las tres comidas, calientes, que se elaboran en la mayoría de los casos en los mismos espacios, hemos garantizado todo lo que tiene que ver con el aseo personal de la limpieza y el mantenimiento de los moteles, de las habitaciones, de la atención psicológica, psicosocial, en fin.

Ahora, ciertamente hay una diversidad de la composición de los hoteles en la ciudad. Hay algunos moteles que fue por donde empezamos, que utilizamos como zonas de aislamiento que tienen la particularidad de una sola entrada y una sola salida, de poco espacio común y eso nos ayuda a que el aislamiento sea mejor.

Hay que partir de un principio, cualquiera preferiría estar en su casa, no hay nada mejor que la casa de uno, lo digo yo que mi esposa dio a luz en nuestra casa, es lo más cómodo que puede haber, sin embargo, en este tipo de virus la casa se convierte  en un problema porque uno puede estar contagiado y contagia al resto de la familia (…) por eso el aislamiento es fundamental.

Hemos tratado de garantizar condiciones, de hecho en la totalidad de los hoteles, sumando todas las habitaciones, dan más de 1.200 habitaciones, pero hemos decidido ocupar solo 700 que tienen condiciones de climatización de baño, de agua, hemos hecho inversiones en los hoteles para mejorar los servicios públicos, pero siempre hay gente que tiene opiniones, esto es muy complejo porque nos toca aislar 15, 20, 25 o 30 días a una persona y eso le genera situaciones psicológicas complejas, va a estar solo en una habitación.

Sobre el tema de la atención médica, los pacientes que tienen una prueba rápida positiva, pero no tenemos la confirmación del PCR, la indicación médica, según el protocolo del Ministerio de la Salud, es que no le demos ningún tipo de tratamiento médicos hasta confirmar que tenga el virus con la PCR, al llegar la prueba, son movidos a hoteles donde hay pacientes positivos con PCR y ahí reciben el tratamiento con la cloroquina y el tratamiento profiláctico que ha orientado el Ministerio de la Salud, además de una alimentación un poco más balanceada, frutas y un confinamiento mayor para evitar el contagio del personal que cuida.

Hay alguna gente que espera que estando en el hotel les demos antigripales, vitaminas y todo eso está contraindicado hasta no saber que el paciente  efectivamente es covid-19.

—  En el caso de la cloroquina hay contraindicaciones en los casos covid

— Sí, pero es parte del protocolo de la orientación del Ministerio de la Salud y estamos apegados a las instrucciones; tenemos un nuevo protocolo en el que están sumando otros medicamentos, estamos hablando de la ivermectina (…)

—  Sobre el tema de los profesionales de la salud, el Colegio de Médicos que ha sumado 14  médicos fallecidos por covid-19 (…)

— Ahí hay que averiguar y te invito a que se haga una investigación profunda, entre otras cosas porque todas las muertes de los venezolanos, por la razón que sea, duelen y más aún con el covid-19, indistintamente de dónde contrajeron el virus, pero es importante mencionar y es digno de hacer una investigación periodística al respecto, de cada uno de los casos, nombre y apellido de dónde contrajo el virus porque se está queriendo establecer una matriz que no es exactamente así.

Hay médicos que lamentablemente han fallecido por covid-19, pero que han contraído la enfermedad fuera de los recintos hospitalarios, incluso hay algunos que no tienen nada que ver con la atención y el cuidado del covid-19 y no tienen que ver con los hospitales, pero los suman en una estadística terrible  que busca malponer el sistema de salud venezolano, eso es importante que el Colegio de Médicos lo aclare y que lo haga con nombre y apellido para que se deje de construir una falsa teoría de que los médicos contraen el virus en el propio centro de salud.  

Eso ocurría en el mundo en los primeros días de la pandemia, pero la experiencia de la humanidad, la experiencia del sector médico, por ejemplo en Italia y España; el porcentaje de médicos contagiados era muy alto y eso se estudió y en América Latina no está ocurriendo de la misma manera (…)

— En todo caso, el Colegio de Médicos del Zulia ha pedido que estén garantizados los equipos de bioseguridad, ¿le pregunto, atendiendo el planteamiento del gremio de médicos, si efectivamente hay total garantía de esos equipos ya no de un hospital, sino de por lo menos seis que atienden casos covid-19?

Claro, por supuesto. Ninguna persona en su sentido común en su raciocinio básico, bajo ninguna circunstancia, va a un espacio donde sabe que hay personas con covid-19 sin los mecanismos de bioseguridad.

En la Alcaldía tengo atendiendo en los hoteles a más de 350 servidores públicos de Protección Civil, de los Bomberos, de Salud Maracaibo, de la Dirección de Turismo y ninguno de ellos ha salido contagiado porque efectivamente se cumplen con todos los protocolos que se establecen para evitar que la fuerza laboral, la fuerza de trabajo  sea parte de las estadísticas.

Por ejemplo, los psicólogos que hablan con personas presentan alguna dificultad con el aislamiento en los hoteles, ellos van y nos exigen, y tenemos que cumplirlo, no sería yo digno de ser jefe mandándolos a la primera línea de batalla sin tenerlos protegidos; igualmente ocurre con los enfermeros y con los doctores en los hospitales porque son nuestra primera línea de batalla y más con la realidad que estamos viviendo en el país no nos sobran ni médicos, ni enfermeras y los que están en la batalla, que son héroes y heroínas, hay que cuidarlos y se le garantizan todos los mecanismos, yo lo digo por mi responsabilidad.

Me corresponde atender los 25 Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y las brigadas de despistaje  que están en las comunidades, de hecho esta semana incorporamos a otros 105 voluntarios  de Protección Civil, de los Bomberos y de la Cruz Roja, y todos tienen sus elementos de seguridad (…).

— ¿A qué debe esa expresión  “no nos sobran médicos”… qué pasa?

Estamos viviendo desde hace años una guerra económica que ha impactado la dinámica social, el salario de los venezolanos que ha impactado la vida del país esto es evidente y se expresa de manera contundente (…) En el caso de la salud impacta de la misma manera  y la pandemia nos agarró en medio de esta crisis, por eso el llamado del presidente Maduro de que dejemos a un lado la guerra económica y el ataque a la economía venezolana y se nos permita encontrar mecanismos para superar en conjunto el covid-19, es parte de lo que lamentablemente hemos vivido desde el 2015 con mayor fuerza para acá.

— Hay médicos que manifiestan tener problemas para acceder a la gasolina, asistir a los centros de salud para muchos resulta complicado porque hay dificultades para que incluso ellos accedan al combustible…

— Nosotros habíamos previsto, en los primeros días de la atención a la pandemia, un mecanismo para atender a todo el sistema de salud en las bombas que se habían establecido para tal fin, pero desde el 1 de junio, cuando  se activaron las bombas de la ciudad y el acceso a la gasolina se daba de manera normal, ese mecanismo se desechó.

Sin embargo, con la reproducción del brote yo también pedí que se reduzca un poco la disposición de la gasolina en la ciudad buscando que la movilidad disminuya, mientras controlamos los 53 brotes.

Entiendo que la Gobernación, a través de la Secretaría de Salud, con los listados de los médicos activos en los hospitales vinculados tienen un mecanismo para unas estaciones de servicio específicas para el suministro de combustible al personal médico del estado, pero sí ha habido algunas novedades que ya el gobernador, ya incorporado, estará al frente para resolver esta situación.

— Sectores productivos de la ciudad han solicitado volver a operar bajo condiciones de bioseguridad acordadas con las autoridades, ¿cuándo estiman incorporar a la vida productiva a sectores que no están priorizados?

— Maracaibo no ha entrado hasta el momento a ningún esquema de flexibilización. Ni cuando el Presidente habló del 7+7, que entró en   junio, porque nosotros estábamos en pleno desarrollo del brote en el mercado Las Pulgas y en ese momento no estábamos de acuerdo con la flexibilización, pese a que 15 días atrás habíamos dicho lo contrario porque teníamos seis casos en la ciudad. Habíamos emitido hasta un decreto, luego comenzamos este brote y nos hizo recoger la situación.

Ahora, he conversado este tema con Ricardo Acosta, presidente de Fedecámaras Zulia; con Ezio Angelini, presidente de la Cámara de Comercio;  y con la gente de las cámaras de industriales, de la  construcción, con el gremio hotelero, mantenemos  una conversación permanente con la Cámara Municipal, en fin, ahora ya terminando de controlar esta situación del coronavirus, de los brotes, creemos que vamos en buen camino, avanzando de buena manera, (para que) en el próximo esquema de flexibilización, previsto para el 10 de agosto, ya la ciudad de Maracaibo puede entrar en una nueva manera de flexibilización.

En eso estamos trabajando, nos han ayudado en eso, nosotros pedimos que en el caso de las farmacias, de los supermercados, de las tiendas Traki elevaran los niveles de bioseguridad, se instalaran las caretas, los termómetros, los túneles de desinfección al entrar y eso se ha venido haciendo a sugerencia nuestra.

También emitimos con el Cuerpo de Bomberos el aforo de acuerdo con el tamaño de la tienda, es decir, cuántas  personas pueden estar adentro, el mecanismo de separación y distanciamiento social  a lo interno de la tienda, las rutas para ingresar y circular en un solo sentido dentro de la tienda y evitar que la gente se devuelva o choque con otra persona, todos esos mecanismos los hemos estudiado. La presidenta de la Cámara, Jessy Gascón, ha estado muy dispuesta en eso, fuimos a Caracas y estudiamos la ordenanza que emitió el Concejo Municipal de Caracas y vimos los mecanismos de bioseguridad del centro comercial Sambil y de los mercados municipales de Caracas, todo eso en búsqueda de hacer las cosas correctas y entrar próximamente en un mecanismo de flexibilización, pero cuidando siempre la vida.

— Mecanismos como el de Miranda, de venta de productos por terminal de cédula, ¿están planteados para Maracaibo?

— Creo que aquí ya esa etapa pasó. Tenemos la medida de reducir los horarios y para nosotros fue funcional, a pesar de críticas (…) En Miranda se estudió otro mecanismo; Miranda es un estado mucho más complejo que el Zulia, tiene otras realidades distintas, Los Teques es una realidad; Petare es otra realidad; Los Altos es una realidad; Guarenas-Guatire es otra; en Charallave es completamente distinto; Barlovento, en fin;  y ellos decidieron que su mecanismo más adecuado era por terminal de cédula y eso se respeta.

Nosotros acá, el gobernador y los alcaldes decidimos el cierre de los municipios  y el cierre por horas y creemos que nos va bastante bien con esa medida.

— Por último alcalde, mirando hacia la postpandemia habrá problemas agravados en la ciudad como por ejemplo el transporte público, el aseo urbano; usted se ha involucrado con el agua; el tema eléctrico, la gasolina, todos son servicio que están caotizados. Mi pregunta es,  ¿a qué “nueva normalidad” nos vamos a enfrentar los zulianos, qué tan distinto será cuando estos problemas se han recargado en este tiempo?

— Acabamos de entregar 60 autobuses de un primer lote que llegó a la ciudad, el Presidente habló de 2 mil autobuses para el país; se hizo la distribución de los primeros 500 y llegaron 60 al Zulia, todos vinculados a Maracaibo, son rutas que van a estar hasta el Sur del lago, otras hacia Cabimas, otras hacia Lossada y cuatro rutas internas que van a estar  moviéndose  urbanas en Maracaibo, todas desde el Metro de la ciudad.

Eso se suma a los 32 autobuses que, en medio de esta pandemia, dispusimos para Maracaibo de 100 que hemos comprado y que están en proceso de incorporación progresiva para la movilidad urbana de la ciudad.

En relación con los servicios públicos, en agosto espero entregar 15 camiones de basura  totalmente nuevos, en un esfuerzo que hemos hecho para poder comprarlos, esos 15 se van a sumar a los 26 que hemos adquirido. Ciertamente, el problema de la basura lo sigue siendo, pero mucho menor al  que yo recibí hace dos años y medio, cuando Maracaibo era una ciudad inundada de basura por las cuatro esquinas.

Sobre el tema del gas, el sábado arrancó la obra en el sector Arismendi que le va a permitir llevar el gas a la urbanización Urdaneta y a una serie de sectores de la parroquia Cristo de Aranza, esto abarca cerca de doce mil familias a las que le vamos a llevar el servicio.

Sobre el agua, estamos dedicados a los cuatro momentos del agua, que son la captación, la potabilización, la distribución y las válvulas.

En Tulé logramos instalar el quinto motor y estamos trabajando en el sexto, para que haya cantidad de agua en Maracaibo. En la potabilización se logró un crédito del ministerio con la CAF que se está invirtiendo en Planta C. En las estaciones de bombeo, la ciudad tiene cinco grandes estaciones,  las estamos reparando.

En el caso de  Cristo de Aranza y Los Haticos por Arriba la bomba de Tanque Aur está afectada y la estamos reparando para lograr que el agua llegue a las zonas de Los Haticos.

El otro problema es las válvulas, aprobamos recursos por 20 mil euros para comprar 25 válvulas  que tenemos información están dañadas para sustituir (…).

Además estamos limpiando las cañadas que creo es un elemento muy importante, no hemos tenido inundaciones desde que estamos al frente de la Alcaldía por un trabajo preventivo, permanente que se hace en todas las cañadas de la ciudad.

Qué va a ocurrir, bueno cuando llegue la normalidad  relativa, vamos encontrar una ciudad mejorando en condiciones.

El tema de la gasolina está asociado a un problema macro, de país, de las sanciones que tiene que ver con toda esta diatriba política que no nos conduce a nada positivo y aspiramos A que con la elección de la nueva Asamblea Nacional ya superemos este dime y direte que lo único que hace es destruir el país.

Y sobre el tema eléctrico, a pesar de que todavía tenemos zonas en la que hacemos administración de carga, ha mejorado bastante producto de las inversiones que se han hecho en autogeneración, que está por encima de los 300 megavatios y la situación climática de que cada vez que baja un grado la temperatura genera un ahorro importante  de consumo eléctrico del Zulia y eso hace mejorar la administración de carga.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
%d bloggers like this: