Empanadas de ajiaco y bocados de Gula, restaurante del Siete de Agosto – Gastronomía – Cultura




Gula, en el barrio bogotano 7 de Agosto, acaba de cumplir un año con una carta de pocos pero abundantes bocados centrados en dos proteínas principales: cerdo y pollo.

Hay variedad de empanadas, para empezar a picar, y entre ellas una que podría pasar desapercibida: está en el menú como empanada de pollo y hasta ahí, todo bien.
La sorpresa viene cuando el chef o alguien descubre para los comensales que junto con ese pollo, dentro de este bocado crocante de masa de harina de trigo están los ingredientes de un ajiaco bogotano.

Las guascas convertidas en minúsculo picadito, una perla de maíz, trocitos de las diferentes papas y, por fuera, una mayonesa de alcaparra que corona un sabor que está en el ADN de los bogotanos.

Estas empanadas se volvieron un desafío para el chef Andrés Nieto. Han estado siempre y han ido evolucionando a medida que los comensales van juzgando si se parecen o no al plato que busca evocar.

La sorpresa viene cuando el chef o alguien descubre para los comensales que junto con ese pollo, dentro de este bocado crocante de masa de harina de trigo están los ingredientes de un ajiaco bogotano

No hace mucho se podía perder el sabor en su contraste con la harina que la envuelve. Ahora, esta se aligeró un poco y el relleno de ajiaco se siente más.

“Antes las hacíamos el relleno era más líquido –cuenta Nieto-, ahora buscamos que sí se sientan los trocitos de papa y los sabores”. De pronto le pondrá en el futuro un granito más de maíz o quizás haga algún otro cambio. Una porción de cinco de estas empanadas está a 13.000 pesos.

Lo mismo ocurre con otros de sus platos de la carta, en la que brillan ‘la chancha’, hamburguesa participante en el pasado Burger Master y que lleva chicharrones en vez de tocineta. Ahora mismo, Nieto está diseñando la que será su hamburguesa participante en la competencia de este año.

Restaurante Gula

Sándwich de pollo apanado con repollo morado dentro de pan brioche, uno de los más pedidos del restaurante Gula.

Restaurante Gula

Panorámica del restaurante Gula, en el barrio 7 de agosto, en Bogotá.

Foto:

Abel Cárdenas. EL TIEMPO

Restaurante Gula

Unos huevos de ingredientes muy colombianos. Una de las recetas del menú de brunch de Gula.

Restaurante Gula

El calentado del brunch de Gula.

Restaurante Gula

Las costillitas con salsa BBQ de café han sido otro plato preferido de los clientes.

Foto:

Abel Cárdenas. EL TIEMPO

También va ajustando su brunch dominical (de 50.000 pesos por persona), que a veces tiene fila de espera para probar sus sabores colombianos como buñuelos, sancocho, calentado, estación de fritos, costillas, huevos al gusto y otros bocados como las costillas alucinantes, que prepara en salsa barbecue de café expresso (y que entre semana tienen su propio plato con arepa de chócolo por un valor de 26.500 pesos).
La premisa es la abundancia.

Gula busca también reflejar, hasta en detalles como su vajilla, la zona del barrio Siete de Agosto en donde está ubicado.

REDACCIÓN DE CULTURA
Lilang@eltiempo.com



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: