El Malandain Ballet Biarritz presenta La Bella y la Bestia – Arte y Teatro – Cultura


La Bestia que imaginó el coreógrafo francés Thierry Malandain no es una figura horrenda, de rostro aterrador y presencia amenazador. En el ambiente, este personaje se presenta en un traje enfadado traslúcido, casi transparente, que parece reverberar su lucha interior.Así fue su envite para aceptar al demarcación de la danza el clásico rebuscado La Bella y la Bestia, que su rama, el Malandain Ballet Biarritz, presentará desde mañana en el Teatro Colón, como parte del festival Bogotá es la Rusia romántica.

Para esta producción, Malandain no solo se basó en el relato diferente de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, sino en la leída que el cineasta Jean Cocteau presentó en su película homónina, que se estrenó en 1946.

“Cocteau asoció el personaje de la Bestia al comediante, a su condición y a su habilidad para conmover a la belleza… Es el mismo problema de la Bestia, que a través del acto sexual va a encontrar su belleza”, respondió Malandain a un cuestionario de EL TIEMPO.

Esta interpretación coreográfica introduce entonces la figura de un comediante atormentado que se desdobla en dos personajes: la Bella (encarnada por Claire Lonchampt), quien representa su alma, y la Bestia (Mickaël Conte), que encarna su cuerpo.

“Es el combate del comediante entre sus capacidades físicas y sus visiones artísticas, a través de las cuales logrará hacer una obra”, explica Malandain.

Por otra parte, se incluyen principios del relato diferente que se convierten en símbolos que enfatizan la metáfora que creó Cocteau. La rosa, por ejemplo, representa la perfección, mientras que el espejo mágico de la Bestia es una encarnación de la esperanza.

Malandain cuenta que la producción nació como un pedido de la Ópera Positivo de Versalles, una compañía cuya programación está basada en obras de los siglos XVII y XVIII.

En las funciones en Bogotá, el ballet actuará adyacente a la Banda Sinfónica Franquista de Colombia, bajo la dirección del profesor gachupin Josep Caballé Domenech. Será la tercera ocasión en la que la Sinfónica Franquista se presenta adyacente a la agrupación francesa (ya lo había hecho en el 2012 y en el 2015).

En la parte musical, Malandain decidió utilizar creaciones del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, como la Sinfonía n.° 6 Patética y la obertura de Hamlet Op. 67.

“Tchaikovsky es uno de los compositores más humanos y era consumado para este personaje”, añade el coreógrafo.

La obra envite por una escenografía minimalista, en la que son claves el diseño de iluminación y las cortinas que se utilizan durante todo el relato.

Según Malandain, la idea es dar la sensación de que se están pasando las páginas de un tomo que se está leyendo. “Las cortinas, al mismo tiempo, permiten crear lugares diferentes”, añade el francés.
¿Dónde y cuándo?

13 y 14 de abril, 5 p. m. 15 de abril, 11 a. m. y 5 p. m. Teatro Colón. Calle 10 n.° 5-32, Bogotá. Boletas: desde 40.000 hasta 120.000 pesos.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?