El gobierno de Puerto Rico extiende toque de queda – CNN


[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

(CNN Español) — Como parte de las directrices que desde hace varios meses ha venido ordenando por la pandemia del covid-19 en Puerto Rico, la gobernadora Wanda Vázquez emitió este domingo un nuevo decreto que extiende hasta el 22 de julio de 2020 el toque de queda, pero que ahora será de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. y establece los parámetros para el regreso a puestos de trabajos en el sector público y en el sistema de enseñanza público y privado.

El decreto establece que los empleados del gobierno de Puerto Rico deberán comenzar a laborar escalonadamente en sus respectivas agencias a partir del 1 de julio. Con el propósito de preservar la salud y seguridad de los empleados públicos, cada jefe de agencia deberá mantener todas las medidas de seguridad, salud y control de infecciones establecidas en el Plan de Manejo de Riesgos y Control de Exposición a covid-19.

«Al igual que en las órdenes ejecutivas anteriores, se hace hincapié en la importancia de utilizar mascarilla en todo momento, según la recomendación del ‘task force’ médico y del Secretario de Salud. Las medidas cautelares que serán obligatorias cumplir es el uso de mascarilla, bufanda o tela para cubrir en todo momento el área de la boca y la nariz; mantener un espacio mínimo de seis pies entre las personas al visitar un establecimiento, tienda, restaurante, cine u oficina; y evitar aglomeraciones innecesarias. De no cumplir con estas medidas cautelares, estarían incumpliendo con la orden, por lo que estarían sujetos a multas y penalidades establecidas», dijo la gobernadora.

MIRA: Comunidad LGBTQ exige visibilidad en el Código Civil de Puerto Rico

Las agencias que ofrecen servicios a la ciudadanía podrán comenzar a recibir público en sus instalaciones a partir del 6 de julio de 2020, tomando todas las medidas establecidas en el Plan de Manejo de Riesgos y Control de Exposición a covid-19. Cada agencia de acuerdo a su particularidad, deberá notificar a los ciudadanos las condiciones para la atención y ofrecimiento de servicios.

En cuanto a los servicios en centros educativos universitarios, se permitirá que cada institución elabore un protocolo para covid-19 conforme a las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el Departamento de Salud de Puerto Rico y las normas de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Puerto Rico.

El nuevo decreto permitirá la apertura de los servicios educativos universitarios cumpliendo con el parámetro de separación de dos metros de distancia, el uso obligatorio de mascarilla y el lavado frecuente de manos. Las escuelas públicas y colegios privados, cuyo comienzo de clases está planificado para mediados de agosto, deberán prepararse y elaborar sus planes de trabajo para reabrir los planteles conforme a los parámetros de salud y seguridad para prevenir el contagio del virus durante el próximo semestre escolar, según se ha discutido hasta el presente, y que continúan bajo evaluación a esos fines.

El 11 de junio, la gobernadora había emitido un decreto mediante el cual permitió activar la tercera fase de reapertura económica de varios establecimientos comerciales, entre los que se encuentran salas de cines, gimnasios, museos y centros de estética personal.

Además, se autorizó la apertura de playas y balnearios para bañistas, mas no se permite la socialización ni agrupamiento de personas sin las medidas cautelares y el distanciamiento social.

Con estas medidas Puerto Rico comienza la reapertura 3:04

A principios de mayo, el gobierno de la isla ya había autorizado comenzar una primera fase de reapertura de la economía, incluyendo instituciones financieras, sectores de la construcción y negocios como ferreterías, servicios de mantenimiento de autos, así como oficinas médicas y de abogados.

Cuando los primeros casos positivos de coronavirus se registraron en Puerto Rico, a mediados de marzo, las autoridades decretaron una cuarentena y toque de queda para evitar el aumento de contagios.

La segunda fase de reapertura de la economía comenzó el 25 de mayo, cuando algunos comercios reabrieron con un esquema gradual que dependía de la superficie y capacidad de los locales, las mercaderías o servicios que venden y si se trataba de centros comerciales abiertos o cerrados. Los centros comerciales de formato cerrado iniciaron el martes 26 de mayo las tareas de adiestramiento, capacitación y preparación de los empleados e inquilinos para volver a recibir público.

Sin embargo, no fue sino hasta el 8 de junio que comenzaron a recibir clientes en horario de 9 a.m. a 5 p.m. bajo estricto cumplimiento de medidas de prevención como uso de mascarillas y distanciamiento físico. La ocupación máxima será a razón de una persona por cada 30 metros cuadrados.

Por su parte, los centros comerciales de formato abierto comenzaron a operar con 50% de su capacidad de personas. Los servicios de lavandería, ferretería, agencias de viajes, cuidado de mascotas y salones de belleza también reabrieron.

Hasta este domingo, el Departamento de Salud de Puerto Rico registra 1.624 casos confirmados de coronavirus, 3.949 casos probables y 153 muertes.

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
%d bloggers like this: