El crédito y la información crediticia en la APC


El crédito es el acelerador de la economía. La acelera porque duplica el valor del dinero. Para el que lo presta, es un activo que le produce un pago (intereses o valor equivalente). Para el que lo recibe, es un activo que le permite operar y producir un bien o servicio, por el que cobrará un pago también. Un mismo bien se anota como activo en los libros de dos personas o empresas distintas.

Una economía sin crédito no se expande sino que crece vegetativamente. Está limitada a sólo lo tangible, lo básico, lo necesario para subsistir: trueque. El trueque mejora el consumo, pero no lo acelera. Por eso sostengo que la Caja de Ahorros debe reasumir su rol esencial de promover el ahorro y así disciplinar a la llamada “banca de consumo” que presta para consumir.

No es que la economía esté basada en el consumo. La vida está basada en el consumo. El ser humano subsiste porque consume. El que lee un libro consume. El que piensa consume, así sólo sea el oxígeno. Que los seres humanos necesitemos más, es otra cosa. Eso se llama felicidad, creencias, libre albedrío, plusvalía.

Así que restringir el crédito es disminuir la capacidad polivalente de los valores y acotar el consumo. Es lo que se hace cuando se quiere forzar la economía a no crecer o crecer menos. Y eso precisamente es lo que se obtendrá al reducir los 7 años en que hoy en día es pública la información crediticia, como acaban de hacer los diputados con la pretendida modificación a la Ley No. 24 de 2002. Le van a hacer un gran daño a la economía, porque luego de la contracción producida por las medidas de restricción de movilidad, la economía se ha contraído y ahora necesitamos que crezca.

Siendo la norma equivalente en Estados Unidos 8 años, y 7 años la prescripción típica de las deudas al fisco en Panamá, fue ese el ideal (8) y la medida (7) que avalamos en la antigua Clicac, hoy Acodeco, a ese respecto. Buscando extenderla lo más posible.

Reducir el tiempo en que una deuda de una persona aparezca en la Asociación Panameña de Crédito (APC) es reducirle el crédito al pueblo y la economía panameña, porque se está reduciendo la información para el crédito.

Cuando una persona presta dinero a otra, necesita saber: quién es la persona que aspira al crédito, para qué lo usará, qué conocimiento o experiencia ha tenido a ese respecto, cuál es su plan de trabajo, cuáles son sus expectativas en el tiempo, cuáles son las realidades de su entorno y, principalmente, cuál ha sido su historial de repago en préstamos anteriores.

Conceder un préstamo es entregar parte de la propia vida (potencialidad de consumo y disposición), y acceder a un préstamo, y luchar día a día por repagarlo, también es vida ,y, en estos momentos, patria.

El autor es abogado



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: