El Barça prepara una cumbre para decidir si fichar tras l…



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

La lesión de Gerard Piqué​ ha terminado de trastocar del todo los planes del FC Barcelona. El central es el gran líder de la defensa barcelonista y su baja es una noticia terrible para los culés. Según parece, si al final tiene que pasar por el quirófano, tal y como apuntan los expertos, el catalán estará de baja de 6 a 8 meses. En otras palabras, se perderá lo que resta de campaña al completo.

Sabiendo esto, según indica el diario ‘MARCA’, el club planea una cumbre entre la Comisión Gestora, la secretaría deportiva y el cuerpo técnico. La reunión será a lo largo de la próxima semana y en la misma se determinará qué camino tomar en el próximo mercado de fichajes de invierno. La baja de Piqué hace que se tenga que replantear absolutamente todo y vuelva a estar encima de la mesa fichar para cubrir su baja.

Cuando Ansu Fati tuvo que operarse y se confirmó que estaría ‘KO’ unos 4 meses, ya se habló de la posibilidad de que los azulgrana fueran al mercado. Memphis Depay sonó con fuerza por ser el favorito de Ronald Koeman, pero finalmente se prefirió esperar y confiar en Martin Braithwaite o Francisco Trincao, que podrían tener más minutos a partir de este momento para cubrir la baja del hispano-guineano.

Pero el puesto de central es otro cantar, ya que el técnico del Barça solo cuenta con cuatro opciones, de las cuales tres están ahora mismo lesionadas. Piqué podría estar fuera de los terrenos de juego todo el año y es sin duda lo que más preocupa, pero también es preocupante la rodilla de Samuel Umtiti. El francés no es fiable por sus recurrentes problemas físicos y solo quedarían Ronald Araújo, que tiene para un par de semanas más antes de poder volver a jugar, y Clément Lenglet.

No hay dinero y las elecciones son un problema

Por este motivo, a Koeman le gustaría poder fichar a Eric García, que fue el gran objetivo del verano. El barcelonés, no obstante, podría costar varios millones de euros, y ese es el impedimento principal para que llegue. El club vive una crisis económica profunda que va a obligar a recortar los salarios de los futbolistas, por lo que no hay dinero en caja para comprar. Solo si se marchara algún jugador podría plantearse la llegada del ‘cityzen’.

También hay otro pero para que los culés, ahora dirigidos por la Comisión Gestora, paralicen los movimientos en el mercado. Esta Comisión está pendiente del proceso electoral, y no pueden tomar grandes decisiones hasta que haya nuevo presidente. Cualquier decisión que tomen dependerá a última instancia de la nueva directiva, que deberá ser quien decida si acometer o no el fichaje en cuestión. Sabiendo esto, el plazo para fichar se acorta, ya que las elecciones podrían ser el 24 de enero y el mercado se cierra el 1 de febrero.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: