¿Dónde están los goleadores de raza en la actual Liga? – Fútbol Colombiano – Deportes


¿Por qué jugadores con resguardado sagacidad goleador, que han vivido en eternos romances o que por lo menos llegaron a este torneo con el coqueteo certificado frente a los arcos rivales, no han aparecido en sus equipos en la Faja?

No es sino mirar la tabla de máximos artilleros para tener que ir correctamente debajo para encontrar los nombres de consagrados como Martínez Borja, Ernesto Farías, Ayron del Valle y Denis Stracqualursi o el mismo Roberto Ovelar, por tan pronto como mencionar algunos de los que tienen esa abolengo.

La índice –hasta ayer de la época 13, que comenzó este sábado– la encabeza el punta César Arias, de Alianza Petrolera, con 7 tantos, dos de ellos de pena máxima, en 12 partidos con la camiseta aurinegra. El atacante tomó un segundo atmósfera en el equipo de su tierra, Barrancabermeja, a posteriori de exceder una severo laceración en el 2015 y de estar días difíciles en el 2016 con el Merienda Caldas, de Manizales, equipo en el que no tuvo el rendimiento deseado.

En esa misma raya de rendimiento está Yamilson Rivera, volante del Pasto, con 7 goles en 10 partidos disputados, aunque con cuatro goles convertidos desde los doce pasos.

Luego sí aparecen dos goleadores de tradición, que han tenido un flojo desempeño, o último de lo esperado: Dayro Oscuro, del Doméstico, y Jefferson Duque, del Cali, cada uno con cinco goles, aunque la diferencia es que el primero ha jugado en 9 partidos y el otro, 11.

De los dos se aplazamiento más. Oscuro llegó como refuerzo resguardado luego de mostrar su contundencia en todos los equipos que ha jugado, incluyendo a los Xolos de Tijuana mexicano.

Duque, quien incluso probó suerte en México, luego de marcar su propia historia en el Doméstico, equipo en el que marcó 34 goles por Faja entre 2012 y el primer semestre del 2016. Luego defendió los colores del Atlas de México, sin mucho suceso, aunque incluso hay que sostener que estuvo plagado por lesiones que no le permitieron predominar.

Con 5 goles en la contemporáneo Faja incluso figuran Santiago Tréllez (Pasto), dos de ellos anotados el pasado fin de semana al Santa Fe, Edis Ibargüen, de 25 primaveras, quien llegó el año pasado al Patriotas, procedente de Fortaleza; y el mexicano-estadounidense Uvaldo Espejo, nacido hace 23 primaveras en Houston (Texas), y quien ayer de pisar suelo colombiano jugó en los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo Héroe (México).

Con cuatro goles marcados aparece el paraguayo Roberto Ovelar, quien completa su tercera temporada con el Junior, en una temporada anodino para el club barranquillero y para él, que todavía no despega.

Cristian Martínez Borja, goleador del América, incluso acumula 4 tantos en esta nueva historia del cuadro rojo en la primera división, pocos si se quiere para los 10 partidos que ha jugado en el torneo.

Luis Carlos Ruiz (Doméstico) y Juan Fernando Caicedo (Medellín) contabilizan 3 goles, en otra clara muestra de obligación anotadora, aunque el atacante del verde de Antioquia solo ha jugado 6 partidos, producto de la rotación que practica el técnico Reinaldo Rueda.

El primer ludópata de Millonarios en el lista de artilleros es Hárold Mosquera, con tres goles. Mientras que el volante Johan Arango, con dos tantos, es el que figura en mejor posición del Santa Fe.
Por el repunte

Ayron del Valle (Millonarios), de enormes pergaminos en su dilatada carrera y mayor goleador de la Faja II-2016, al convertir 12 tantos, y el argentino Ernesto Farías, de gran sacrificio en el América, pero de muy desaparecido producción en el torneo, aparecen en puestos secundarios, con solo dos goles marcados este año. Lo mismo que sus paisanos Denis Stracqualursi y Jonatan Gómez, y Anderson Plata, todos de Santa Fe, con solo un gol convertido.

“Nosotros intentamos darle ritmo al partido y muchas veces no hemos sabido resolver. Nos cuesta determinar las situaciones de gol, pero es cuestión de seguir trabajando y tener serenidad”, ha dicho el DT de Millonarios, Miguel Atractivo Russo, al explicar la equivocación de contundencia en el ataque de su equipo.

DEPORTES



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: