Desnudos, mojigatos y swingers. El hotel Hedonism II se adapta a la era de la pandemia


[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

(CNN) — Durante el tiempo que pasé viviendo con mi esposo al lado del hotel Hedonism II en Jamaica, a menudo sospechaba que los vecinos se estaban divirtiendo más que nosotros.

Caminando desde la casa que el empleador de mi esposo Javier le alquiló en el paraíso vacacional de Negril, rodeado de cocoteros, los esquivábamos en Seven Mile Beach frente al resort, jugando un juego de bochas antes del mediodía o caminando hacia el agua turquesa para darse un chapuzón desnudos.

A veces, los encontrábamos subiendo a un catamarán de buceo desde la playa, sin una sola prenda de ropa a la vista.

Los vítores que a veces oía de los huéspedes del resort cuando pasaba por la playa durante lo que luego supe que se llamaba el «lavado de autos» –imagina una versión en la que los humanos son tanto los autos como los limpiadores, y solo agrégale jabón– tuvo el efecto de hacer que mi vida pareciera bastante inhibida en comparación.

Y una vez, cuando pasamos la noche en Hedonism II después de ser evacuados a sus edificios más seguros por parte de la compañía de mi esposo durante una amenaza de huracán, yo –embarazada y cohibida– me sorprendí por lo «normal» que parecían todos, a pesar de estar vestidos como colegialas sexys y directores pícaros para una noche temática. («¿Bebé hedo?», me preguntó una colegiala pícara en la fila del buffet, señalando mi panza de siete meses, rompiendo el hielo y haciéndome reír).

hedonismo-jamaica-hotel-pandemia-2

De hecho, Hedonism II, donde el mantra es «Sé malo por una semana», no es un hotel común. Es uno de los resorts con todo incluido más antiguos y populares de Jamaica, un imán para nudistas, swingers y amantes del sol que buscan unas vacaciones tropicales relajadas donde los juicios no son parte del paquete.

Entonces, cuando escuché que estaba reabriendo el 1º de julio (el complejo cerró el 21 de marzo cuando Jamaica cerró sus fronteras a los viajeros entrantes) en medio de una pandemia donde el distanciamiento social se ha convertido en la norma, tenía que saber cómo iba a funcionar.

Me fui de Jamaica en 2016 y ahora vivo en la Florida, así que no pude simplemente ir y pasear por el resort para averiguarlo. Las nuevas políticas del hotel de «Fiesta con seguridad» están publicadas en su sitio web e incluyen «medidas preventivas» como «imposición del distanciamiento social obligatorio en todas las áreas comunes», «toma de temperatura con sensores infrarrojos» e «higiene constante».

Pero quería saber más.

Entonces hablé por teléfono y por correo electrónico con el dueño de Hedonism II, Harry Lange, quien compró la propiedad en 2013 y estaba en el hotel en Negril, para averiguar cómo se estaba reabriendo el lugar donde la gente puede ser perversa durante una semana en estos tiempos cambiados.

hedonismo-jamaica-pandemia-1

A finales de junio, el personal de Hedonism II preparó el complejo para su reapertura (crédito: Casualswinger.com).

Nuevos protocolos en uno de los resorts con todo incluido originales de Jamaica

Muchas de las nuevas medidas del resort están alineadas con los nuevos protocolos de los hoteles durante la era de la pandemia en todo el mundo.

«Les damos a todos frascos de desinfectante para manos de la marca Hedo y una mascarilla en la habitación cuando llegan», dijo Lange, de 68 años, un exadministrador de fondos de inversión que creció en Michigan y visitó el centro turístico por primera vez como huésped ocho años antes de comprarlo. El complejo también toma la temperatura de todos los empleados a diario y de todos los huéspedes a su llegada, dijo.

La línea de buffet del restaurante principal, que solía ser de autoservicio, explicó, ahora tiene marcadores de distanciamiento social en el piso para ayudar a garantizar un espacio seguro, y el personal del resort le sirve la comida a los huéspedes.

La mayoría de los espacios públicos de la propiedad son al aire libre, y solo se requieren máscaras en el lobby del hotel y dentro de la tienda del resort, dijo, donde se vende una variedad de juguetes sexuales y disfraces.

Hasta ahora, ningún invitado de Hedonism II ha dado positivo mientras se encontraba en la propiedad o se le ha exigido que se ponga en cuarentena en el lugar, según Lange.

«Todas las personas con las que hablé dieron negativo en la prueba en sus casas y a algunos también les habían hecho la prueba al llegar al aeropuerto. Yo personalmente he tenido cinco pruebas con resultado negativo. Todos aquí son conscientes de la salud», dijo Lange.

hedonismo-jamaica-hotel-.pandemia

Los carteles de distanciamiento social y las barreras de plexiglás reciben a los invitados en Hedonism II en Jamaica (crédito: Casualswinger.com).

El resort ha reservado 20 habitaciones en los límites de la propiedad para hacer cuarentena, dijo, en caso de que alguien se enferme o tenga síntomas mientras está allí.

«Vinieron inspectores del Gobierno dos veces durante la segunda quincena de junio y establecieron los protocolos», me dijo Lange. «Desde ese punto de vista, no somos diferentes a los otros resorts», explicó.

Pero Hedonism II, que se inauguró en 1976 como Negril Beach Village (donde el lema era «Sé hedonista durante una semana», según Lange) como una de las primeras propiedades con todo incluido de la isla, difiere de otros complejos turísticos típicos del Caribe de algunas formas remarcables.

Un resort de «estilo de vida» tropical

Con lados exclusivos para «desnudos» y «mojigatos» (en este último la ropa es opcional, de hecho), Hedonism II es un hotel con todo incluido frente al mar de 280 habitaciones que atrae a huéspedes de todo el mundo. La mayor cantidad es de Estados Unidos y Canadá, seguidos por los europeos, según Lange.

«Es un complejo de estilo de vida», dijo Lange, usando la jerga preferida para swinger o «consensualmente no monógamo», al que Psychology Today se refiere como «un término paraguas que captura el poliamor, los swingers y varias otras formas de relaciones éticamente ‘abiertas’».

«Creemos que un tercio de los invitados se identificarían como swingers, un tercio podrían ser exhibicionistas o voyeurs y un tercio no lo son, son más nudistas que quieren broncearse totalmente», dijo Lange.

hedonismo-jamaica-hotel-pandemia-4

La piscina nudista, con un bar incorporado, es un punto central de reunión para los huéspedes del resort (cortesía de Hedonism II).

Lange, quien se identifica como swinger y reconoce que el sexo en público ocurre en lugares como el área de la piscina nudista y algunos otros sitios autorizados para la exhibición en el resort, dijo que el personal del hotel no está verificando las relaciones entre los huéspedes para asegurar que las personas que puede que recién se hayan conocido no se estén acercando demasiado en la era del distanciamiento social.

«He estado en la piscina todos los días desde el 11 de julio y no he sido testigo de que ninguna pareja se relacione con parejas que acaban de conocer. Por supuesto, podrían estar yendo a las habitaciones de los otros», dijo Lange.

La mayoría de los huéspedes antes de la pandemia venían como parejas en grupos organizados, a menudo con personas con las que habían estado de vacaciones en el resort antes. La mayoría de los grupos han cancelado desde el brote de covid-19, y la gente que visita en lugar ahora son en su mayoría parejas por separado o dos parejas juntas, dijo Lange.

«La mayor parte del sexo es con las propias parejas de las personas», dijo. «No estoy más preocupado por eso que por la gente bailando junta o haciendo una fiesta en la piscina junta», explicó.

hedonismo-jamaica-hotel-pandemia-11

Hedonism II organiza espectáculos de entretenimiento y noches temáticas para los invitados (Cortesía Hedonism II).

No más fiestas de espuma, «lavados de autos»

Pero el resort de hecho sí tiene muchos protocolos nuevos –y actividades canceladas– para garantizar la seguridad de los huéspedes y el personal durante la pandemia de coronavirus. Ciertos eventos que eran marcas registradas de la era prepandemia del resort se han suspendido en tiempos de covid-19.

Por ahora, de acuerdo con Lange, las fiestas de espuma habituales del resort –fiestas de baile llenas de espuma– ya no se hacen debido a la acumulación de personas y la proximidad. Del mismo modo, el «lavado de autos» «no es una buena actividad para el distanciamiento social», dijo.

«No queremos que la gente se vea obligada a acercarse a alguien en contra de su elección», dijo Lange. «Entonces, si quieren estar a dos metros de distancia, es fácil hacerlo», explicó.

Las personas «en el estilo de vida» con frecuencia se refieren a participar en actos sexuales como «juego». Y actualmente, la «sala de juegos» principal de Hedonism II –con colchones y sofás, una ducha de vidrio de estilo exhibicionista en el centro, un dispensador con condones gratis en un área llamada mazmorra y cubículos donde los huéspedes pueden guardar su ropa cuando ingresan (se requiere estar desnudo adentro, y un guardia de seguridad asegura que solo las parejas o los solteros escoltados por una pareja puedan ingresar)– está cerrado, dijo Lange.

La «sala de juegos» interior de Hedonism II está actualmente cerrada (Nigel Lord/cortesía de Hedonism II).

Un área de juegos más pequeña y no supervisada junto a la piscina, que los huéspedes han llamado «Happening Hut», está al aire libre, tiene capacidad para unas pocas personas y permanece abierta, dijo.

La compañía de animadores de la casa, que hacen desde cabaret hasta espectáculos fetichistas, todavía lo hacen, dijo, con máscaras para cubrir sus narices y bocas. Y la piscina nudista del complejo sigue siendo el lugar donde los huéspedes se reúnen para disfrutar de juegos o cócteles.

Las marcas y los protocolos en el complejo fomentan el distanciamiento social, pero depende en gran medida de los huéspedes mantener la distancia, dijo Lange.

Cuando se le preguntó si estaba siendo irresponsable al permitir un contacto cercano en su resort, lo que podría propagar el virus, Lange dijo que Hedonism II está siguiendo los mismos protocolos de seguridad requeridos por los inspectores del Gobierno que los otros resorts de Jamaica y ha pasado todas las inspecciones. Todas las áreas para sentarse están espaciadas de manera segura, todas las habitaciones tienen límites de capacidad y «no hay lugares donde haya grupos de personas en espacios pequeños», dijo.

«Estoy muy confiado de que estamos más seguros que en cualquier lugar en el que haya estado en los dos meses que viajé por Estados Unidos del 9 de mayo al 10 de julio», dijo.

Cómo reabrió Jamaica en tiempos de covid-19

Jamaica reabrió sus fronteras el 15 de junio después de cerrar en marzo, y el Gobierno actualmente requiere que todos los visitantes potenciales se registren en el sitio web Visit Jamaica para obtener una autorización de viaje obligatoria.

La isla actualizó recientemente sus reglas sobre las pruebas de covid-19 para quienes llegan desde lugares donde el virus está propagado. Desde el 20 de agosto, las personas a partir de los 12 años de edad que lleguen desde Estados Unidos, Brasil, República Dominicana y México deberán presentar un comprobante de una prueba de PCR covid-19 negativa de un laboratorio acreditado solicitada dentro de los 10 días antes de la llegada a la isla que es necesario para recibir la autorización de viaje y para mostrar a su llegada.

Esta lista está sujeta a revisión y cambio. Actualmente, las personas que llegan de Arizona, la Florida, Nueva York y Texas deben presentar los resultados de las pruebas.

En los tres aeropuertos internacionales de Jamaica en Montego Bay, Ocho Ríos y Kingston, los exámenes de salud, las evaluaciones de riesgo y los controles de temperatura determinan si los visitantes requieren una prueba de covid-19 en el lugar o pueden dirigirse directamente a su hotel.

hedonismo-jamaica-hotel-pandemia

La piscina «mojigata» de Hedonism II, donde los trajes de baño son opcionales (cortesía: Hedonism II).

Los visitantes que se alojen en hoteles y resorts dentro de los dos «corredores turísticos» de Jamaica señalados por el Gobierno deben permanecer en la propiedad durante la duración de su estadía.

«Al reabrir nuestra industria del turismo, tuvimos que asegurarnos de hacerlo de una manera que lo hiciera seguro no solo para los turistas que llegan sino para todos los jamaicanos, y en particular para los trabajadores de la industria del turismo», dijo Donovan White, director de turismo de la Junta de Turismo de Jamaica, en una entrevista telefónica.

El turismo es la industria número uno de Jamaica, dijo, que genera el 9,5% del PIB directo del país y alrededor del 34% indirectamente.

«Todos nuestros productos turísticos (hoteles, restaurantes, transporte, atracciones, etc.) tuvieron que ser evaluados, revisados y certificados según los protocolos de covid antes de reabrir», confirmó White cuando se le preguntó sobre el Hedonism II. White no respondió directamente a las preguntas sobre el contacto cercano en un complejo conocido por atraer a swingers.

«Tenemos un producto turístico muy diverso, todos los operadores dentro de nuestro espacio turístico están obligados a implementar nuestros protocolos nacionales para el turismo», dijo. «Se han desarrollado a partir de más de 20 países como puntos de referencia. Hemos podido asegurarnos de que todos nuestros trabajadores de la industria estén debidamente capacitados en el protocolo», agregó.

jamaica-hedonismo-hotel-pandemia-7

Un cartel explica la política de la playa nudista de Hedonism II (cortesía de Hedonism II).

Más de 56.000 arribos de visitantes internacionales se registraron en Jamaica desde que el país reabrió el 15 de junio, según las métricas de turismo compartidas con CNN.

La isla, que tiene una población de casi tres millones de personas, había reportado 14 muertes por covid, con 1.106 casos positivos confirmados hasta el 16 de agosto, según las cifras de la Universidad Johns Hopkins que CNN usa para rastrear infecciones.

Algunos huéspedes habituales de Hedonism II están reconsiderando sus planes

Para comprender mejor cómo los huéspedes que estaban considerando visitar el resort durante la pandemia en curso estaban sopesando sus opciones, me uní a un grupo cerrado de Facebook con casi 15.000 miembros para pedir información a las personas que habían visitado Hedonism II desde la reapertura o tenían planeados viajes. Hablé con 10 huéspedes, cuatro de los cuales han visitado el resort desde el 1º de julio.

El consenso general de las personas con las que hablé que habían estado en el resort desde que reabrió fue que, si bien las cosas han cambiado de acuerdo con los tiempos de covid, los invitados deben tomar sus propias decisiones sobre cómo jugar de forma segura, en caso de que así lo decidan.

«El complejo ofrece máscaras con la marca Hedonism (…) y absolutamente dondequiera que mires alguien está desinfectando algo», dijo Mickey Gordon, de 44 años, de Orlando, Florida. Gordon, que usa un seudónimo (todos los invitados con los que hablé estuvieron de acuerdo en usar seudónimos o solo el primer nombre), estaba en la propiedad el día de la inauguración y es amigo de Lange.

hedonismo-jamaica-hotel-pandemia-8

Los intérpretes de Hedonism II, vistos en una foto prepandémica, ahora están obligados a usar máscaras (Nigel Lord/cortesía de Hedonism II).

Junto con su esposa, Mallory (tampoco es su nombre real), de 36 años, Gordon presenta un podcast, Casual Swinger (los dos pasaron su luna de miel en Hedonism II hace 10 años y están «en el estilo de vida»).

«Hay menos gente (ahora) por lo que es más fácil distanciarse socialmente», dijo Gordon, y agregó que el verano, la temporada de huracanes en el Caribe, es típicamente temporada baja.

«Cuando el complejo esté lleno, se presentarán algunos desafíos únicos», dijo. «Será muy difícil separar a la gente», opinó.

Lange dijo que la ocupación en el complejo a principios de agosto era de alrededor del 30%, pero podría acercarse al 80% en octubre.

Cheryl, de 59 años, terapeuta de masajes del noroeste del Pacífico, me dijo que planea visitar el resort nuevamente en diciembre con un hombre que conoció el año pasado mientras estaba de vacaciones durante su primera visita a Hedonism II.

Y aunque dice que se siente muy cómoda con la desnudez y el sexo en público que es común en el centro turístico, Cheryl dijo que «no está despreocupada por las implicancias de vacacionar en medio de una pandemia».

«Llevo una máscara y he sido bastante rígida sobre el aislamiento social desde principios de marzo, así que subirme a un avión e ir a otro país está muy lejos de mi zona de confort actual», dijo. «Mi mayor preocupación es la salud de los jamaicanos. No quiero potencialmente importar el covid-19 para pasar una semana en Hedo», explicó.

Algunos visitantes buscan más garantías antes de «jugar con otros»

Muchos de los huéspedes habituales del resort con los que estuve en contacto –ya sea que formen parte del estilo de vida, sean nudistas o simplemente personas que buscan un tipo diferente de vacaciones tropicales– me dijeron el entorno sin juicios y la diversidad de personas de todos los ámbitos de la vida los atrae a considerar las vacaciones en Hedonism II, incluso durante una pandemia mundial.

Resultó que los momentos más transformadores que compartieron rara vez tenían algo que ver con el sexo, pero tenían mucho que ver con que las personas se aceptaran a sí mismas y a los demás exactamente como son, mientras quizás también empujaban un poco sus propios límites personales.

hedonismo-hotel-jamaica-pandemia-9

Las desinfecciones rigurosas son partes de la política del resort (crédito: Casualswinger.com).

Personas que habían estado antes mencionaron los buenos amigos que habían hecho durante las vacaciones, con los que en muchos casos mantienen contacto años después.

«He conocido a estudiantes, conserjes, trabajadores de la tecnología, profesores, un vicepresidente de una importante empresa», dice Brent, un empresario de Ottawa de unos 40 años que ha visitado el complejo nueve veces con su esposa.

Con respecto al próximo viaje de la pareja, Brent dijo: «Estamos postergando la reserva hasta que nos sintamos cómodos con los protocolos con respecto a las pruebas, el rastreo y la aplicación».

«Si podemos estar razonablemente cómodos con esos tres parámetros, entonces probablemente reservaríamos y nos sentiríamos seguros jugando con otros», dijo. «Sin embargo, sin un nivel de comodidad (con esas cosas), prácticamente hemos decidido que esperaremos», explicó.

Más específicamente, le gustaría ver pruebas con resultados inmediatos «para llegar a Jamaica y una vez más al resort», o un «tratamiento y/o vacuna viable» que reduzca sustancialmente los riesgos del virus.

Ambiente de fiesta moderado

Para un huésped que recientemente dejó el resort, los buenos momentos por los que se conoce a Hedo aún fluían, pero de una manera más moderada.

La mayoría de los «juegos» tenían lugar en las habitaciones de huéspedes o en el jacuzzi desnudo a altas horas de la noche, dijo Jim, un invitado de Pensilvania que se quedó durante 31 días.

«La gente juega con discreción», dijo. «Hay menos gente. Todos los empleados llevan máscaras», contó.

En cuanto a Lange, dijo que está comprometido a brindar «la experiencia Hedo completa» a los huéspedes que pagan el precio completo, incluso en tiempos de pandemia.

hedonismo-jamaica-pandemia-10

(Cortesía de Brent).

Pero algunos invitados van a esperar para visitar hasta que las cosas vuelvan a algo más cercano a la normalidad.

Kim, de 59 años, quien tiene su propio negocio en Wisconsin, ha visitado el resort 26 veces, pero ella y su esposo están postergando su viaje planeado para octubre hasta el 2021. No quiere enfermarse en el avión o que la rechacen al llegar a Jamaica, y muchos de los amigos que la pareja suele ver en el resort han cancelado.

Kim visitó Hedonism II por primera vez en el 2000, cuando ganó un viaje sorpresa a través de SuperClubs (una colección de resorts con todo incluido en el Caribe que tenía una participación en Hedonism II).

No le dijeron dónde se quedaría hasta que aterrizó en Jamaica, dijo.

«Mi esposo estaba emocionado por todas las historias y pensé que mi matrimonio estaba terminado», recordó, llamándose a sí misma una «chica católica muy fuerte».

La pareja terminó teniendo el mejor momento de sus vidas, dijo, y agregó que se mantiene en el lado mojigato del Hedonismo II y no «juega», pero hace toneladas de nuevos amigos cada vez que va.

Para Kim, es una libertad «difícil de explicar» lo que la hace volver.

«Es la libertad de decidir lo que quieres, no lo que se espera de ti».



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: