David Gallego nominado en premios de cine independiente Bifa – Cine y Tv – Cultura



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Desde que cumplió la mayoría de edad, David Gallego tuvo claro que lo suyo en el mundo cinematográfico estaba detrás de una cámara. Con la experiencia, su ojo se ha agudizado para encontrar el mejor encuadre y la luz que responda a la intención del realizador.

“El director de fotografía viene a descubrir, a poner en imágenes lo que tiene en mente el director, a crear una estética visual respecto a la historia”. Es la definición de su oficio. Gallego ha firmado la dirección de fotografía de importantes películas de la cinematografía colombiana, como Violencia, de Jorge Forero; Nacimiento, de Martín Mejía, y El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra, la única película colombiana nominada a un premio Óscar y ganadora del Art Cinema Award de la Quincena de los Realizadores en el Festival de Cannes del 2015.

“Siempre tuve claro hacia dónde quería ir, qué tipo de historias quería contar”, comenta el bogotano, de 40 años.

Este domingo, Gallego podría convertirse en el primer nacional en ganar en los premios del cine independiente británico (Bifa, por su sigla en inglés) como director de fotografía en I am not a Witch, una coproducción entre Zambia y el Reino Unido.

“La película es una sátira sobre cómo el Estado se aprovecha de las creencias de la gente sobre los brujos. Este es el caso de una niña de 9 años a la que acusan de bruja y a partir de ahí se cree que tiene poderes. Esta niña es la representación de la mujer y de cómo los gobiernos manipulan a su pueblo”, cuenta Gallego, quien se encuentra por estos días en Dinamarca, donde finaliza el proceso de posproducción de otra cinta.

El hermano mayor de la productora Cristina Gallego y cuñado de Ciro Guerra es tal vez el fotógrafo de cine con mayor proyección internacional.

“Adoro las historias sensibles e independientes; por ejemplo, las de realizadores como Gus van Sant o Jim Jarmusch”, con quienes, confiesa, le gustaría trabajar.

Maestros de la estética

Desde hace un par de décadas, varios directores de fotografía latinoamericanos han incursionado en industrias robustas como la de Hollywood.

El caso de éxito más sonado es el del mexicano Emmanuel Lubezki, tres veces ganador del Óscar: en 2014, por Gravedad; en 2015, por Birdman, y en el 2016, por El renacido.

A Lubezki se suman las destellantes carreras del chileno Claudio Miranda, también merecedor de la estatuilla dorada por Una aventura extraordinaria (Life of Pi, de Ang Lee), y el también mexicano Rodrigo Prieto, nominado al Óscar por Secreto en la montaña (Brokeback Mountain) y Silencio, de Martin Scorsese.

“En mi campo se mantiene una charla constante con el director. Con él se concluyen movimientos de cámara, encuadres, trabajo de color, la cantidad de luz, la narrativa visual. Se crean las atmósferas en la película”, explica Gallego.

Su más reciente trabajo en Colombia fue de nuevo al lado de su cuñado y su hermana, en Pájaros de verano.

“Siento que he tenido una evolución en mi trabajo, pero sigo equivocándome y preguntándome si voy haciendo las cosas bien. Pero de eso se trata, entrar al juego, sin miedo a innovar. Antes de un proyecto tengo muchas dudas, pero nunca susto de hacerlo”, agrega.

SOFÍA GÓMEZ  G.
Twitter: @s0f1c1ta






MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: