Daniella Álvarez: “Soy una mujer respetuosa de los designios de Dios” | EL UNIVERSAL



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Después de perder la mitad de su pierna izquierda, Daniella Álvarez Vásquez descubrió una nueva capacidad, la de verse como la mujer absolutamente fuerte, poderosa y bella que es.

La certeza de haber estado tan pero tan cerca de la muerte le borró el miedo a vivir -porque todos le tememos un poco a vivir- y ahora está dispuesta a ir repartiendo sonrisas por el mundo. Sí, es verdad que aún está aprendiendo a vivir con un solo pie, y no niega que fue increíblemente difícil dejar de llorar cuando le dijeron que amputar era la única opción para seguir viva: había palpado una masita en la parte izquierda de su abdomen y lo que iba a ser una cirugía “sencilla” terminó complicándose, poco después su papá estaba en una UCI, luchando contra el coronavirus y ella misma resultó contagiada… (Lea además: Daniella Álvarez muestra su “nueva versión” tras amputación de su pie)

“¿Sabes?, como que hoy me siento una mujer súper fuerte, una mujer que ya estuvo cerca de morirse, que supo lo que significa estar cerca de la muerte, que sufrió los dolores más terribles del planeta y también pudo con ellos. Una mujer que ya le tiene menos miedo a vivir”, dice tan serena mientras exprime un limón sobre cubitos de mango. “Una persona que tiene más ganas y mucha fuerza, para sobrellevar lo bueno, lo malo y lo regular”, remata esta, la barranquillera que ganó en 2011 la corona de Señorita Colombia. “Viví el estereotipo de la belleza colombiana, o de la mujer en general, y ahora, cuando me hace falta un pedazo, como que al final me da igual porque ya siento que estoy sobre el bien y el mal. No necesito nada más que mi propia felicidad para seguir adelante”, remata. (Le puede interesar: La otra enfermedad con la que ha tenido que lidiar Daniella Álvarez)

¿Cuál fue el momento más duro de todo esto, ese que te hizo entender lo importante de ser emocionalmente fuertes?

-Cuando me dijeron que me tenían que amputar. Ese fue un momento inolvidable, el más duro, el más emotivo y el más todo en este proceso. El que me hizo entender que tenía que parar de llorar y poner en práctica todo lo que Dios me ha enseñado… Yo siento que Él me preparó, me enseñó todos los recursos emocionales que yo necesité en ese momento para aguantar un golpe tan tremendo. Me zarandeó, como diciéndome: bueno, ahora pon en práctica todo lo que sabes, a ver si es verdad. Todos atravesamos pruebas y esta es la mía, es la que paso día a día. Es un duelo que sigo haciendo y que seguramente haré para el resto de mi vida. Cada día duele un poco menos y me adapto mejor, me acerco más a mi prótesis y aprenderé a hacerla una extensión de mí, pero mientras es duro, ¿sabes?, pero nada con lo que no pueda.

¿Cambiarías algo de tu vida?

-Es tan duro lo que me pasó que, primero, no se lo deseo a nadie. Tener que aceptar algo tan duro… ¡es duro! Y ojalá que yo tuviera una varita mágica, que me dijeran: Daniella, bueno, tienes la oportunidad de echar para atrás y no perder tu pierna… ¡Claramente diría que sí, que ojalá no la hubiera perdido!, pero soy una persona que cree en Dios y que acepta sus designios, sé que solo a sus mejores guerreros es que Dios les da sus batallas más duras y de verdad que me siento, de alguna manera, bendecida: soy una súper hija de Él y me ha puesto una misión tan grande.

¿Cuál es esa misión, exactamente?

-Llevar un mensaje, inspirar a las personas y motivarlas. Aquellas que están deprimidas o inconformes, o que están viviendo en la ingratitud pasen a la gratitud, porque la vida es maravillosa, llena de cosas bonitas.

Todos dicen que tú inspiras, ¿pero qué te inspira a ti?

-Me inspira vivir, amar, yo soy súper amante de la vida, me encanta sentirme feliz, enamorada. Me encanta sentir que trabajo por algo que me gusta. La ilusión de vivir, de trabajar, de cumplir mis sueños. Sentirme viva, apasionada, enamorada. Ahora mismo, también me inspiran mucho las personas. La vida me ha hecho entender que tengo una misión y que mis quejas o mis inconformidades son muy chiquitas al lado de esa misión tan grande que me puso Dios y que debo perseverar, debo luchar y echar para adelante para ser el ejemplo que Dios quiere que sea para las otras personas.

¿Cómo te ves en diez años?

-Me veo ya mamá de dos espectaculares hijos, casada y con un súper hogar. Me veo exitosa como conferencista de superación emocional y empoderamiento, me veo como una gran líder de mi país en términos de inclusión y con mi fundación andando. Quiero tener una fundación que recaude fondos para asistir a las personas que no tienen para adquirir una prótesis, para ayudarle a caminar a los demás. Ya estamos en el proceso de la creación. Mi mamá estará también a la cabeza de ese proyecto, ella es muy sabia y tiene muchas habilidades.

***

Cada día es un nuevo desafío y Daniella está dispuesta a afrontarlos todos con una sonrisa.

Daniella Álvarez es una modelo, presentadora y empresaria barranquillera. Tiene 32 años y en mayo pasado, después de descubrir una masa en su abdomen, contó a través de sus redes sociales que iba a ser sometida a una cirugía para extraerla. Sufrió graves complicaciones de salud en medio del procedimiento, porque la masa estaba pegada a su aorta y tuvieron que operarla tres veces de urgencia. Una isquemia tras la tercera operación descartó que su pie fuese funcional, por lo que decidieron amputarla. “No llega sangre a mi pie izquierdo y eso me llevó a una cuarta cirugía para ayudar a mi pie. Pero, finalmente, nunca llegó la sangre suficiente”, dijo ella misma a través de sus redes sociales.

La manera siempre positiva con la que la exreina ha afrontado su duro proceso le ha merecido los mejores comentarios en redes sociales.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
%d bloggers like this: