Consejos para comprar pescado fresco – Salud – Vida


El consumo de pescado en la época de Semana Santa se dispara en Colombia y por eso las autoridades recuerdan las recomendaciones básicas que los consumidores deben tener en cuenta a la hora de comprar productos de mar, en aras, por supuesto, de evitar intoxicaciones o males que puedan manchar los días de refrigerio.

Dónde comprar

El Instituto Franquista de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) recalca que lo primero que debe tener en cuenta el comprador es que el sitio de traspaso muestre condiciones higiénicas y, por ejemplo, los productos estén en contenedores con hielo suficiente para mantenerlos frescos y diferenciados de carnes rojas y blancas.

Otro consejo, en ese sentido, es contar con lugares de confianza y reconocidos, con las exigencias sanitarias al día.

Un truco que da el Invima en el caso de que la transacción del pescado y los mariscos sean parte de un mercado más conspicuo, es escoger esta carne al final del represión, para no exponerla a bacterias de otros productos y extender la prisión de frío.
Lo que debe observar

Una buena observación del pescado es indispensable a la hora de comprar.

En el músculo: la carne debe estar firme y elástica al tacto y no debe desprenderse al cultivar presión con los dedos. La superficie debe ser de corte brillante.

En los fanales:
desista si los fanales son opacos, hundidos y la pupila está anodino. Estos deben acomodarse toda la cavidad presencial y ser transparentes, brillantes y salientes.

En las escamas: deben estar unidas entre sí, adheridas a la piel con brillo metálico y sin viscosidad. Para el caso de crustáceos la piel no debe presentar machas negras.

En las branquias: deben ser húmedas y brillantes. Su olor debe ser suave a mar o río. No puede acontecer viscosidad y el color debe ir de rosado a rojo. Si es café o amarillentos, absténgase.

En la cavidad intestinal: no debe tener vísceras ni superficies con desgarres. Fíjese que los huesos o penalidades no estén separados del tejido.

Encima:

Evite comprar pescados con rosada o cristales de hielo, ya que estos podrían acontecer estado almacenados durante mucho tiempo o acontecer sido congelados varias veces.

Si transacción pescado seco, este debe ser de color amarillo uniforme sin olor a amoníaco. Si su referéndum son los camarones enteros (gambas), las cabezas deben estar correctamente adheridas y sin rupturas.
Cómo juntar y congelar

Sostener el estado de congelamiento es fundamental para evitar complicaciones. El Invima recomienda por eso que pescados y mariscos estén el veterano tiempo posible en el congelador y pasen al refrigerador solo para descongelarlos antiguamente de su consumo. En caso de que necesite este proceso de forma urgente, se aconseja ponerlos en una bolsa plástica sellada e introducirlos en agua fría o, en últimas, en el horno microondas.

REDACCIÓN SALUD



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: