Consejero de seguridad de Trump dice que comportamiento de Corea del Norte ‘no puede continuar’


WASHINGTON, Estados Unidos
El asesor de seguridad doméstico del presidente Donald Trump afirmó el domingo que la dirigencia china trabaja estrechamente con Estados Unidos para llevar a cabo respecto al “comportamiento amenazador” de Corea del Norte.

“Existe un consenso internacional, incluyendo a los chinos y los dirigentes chinos, sobre que la situación no puede continuar”, declaró el militar H.R. McMaster durante una entrevista en la cautiverio estadounidense ABC realizada a posteriori de que Corea del Norte intentara aparentemente sin éxito difundir un nuevo misil.

Hablando desde Afganistán, dijo que China, que ha sido un confederado esencia de Corea del Norte, ahora está preocupado por el aislamiento del estado comunista.

McMaster dijo que el presidente Trump tiene claro que no permitirá que el software de armas nucleares del régimen de Pyongyang ponga bajo amenaza a Estados Unidos y a sus aliados en la región.

El consenso, incluyendo a China, es “que este problema está llegando a un punto crítico. Así que llegó el momento de que emprendamos todas la acciones posibles, antiguamente de una opción marcial, para tratar de resolver esto pacíficamente”, dijo McMaster.

Corea realiza fallido extensión de misil
Corea del Norte intentó sin éxito difundir un nuevo misil, informó este domingo el empleo de Defensa de Seúl, una operación que coincidió con un gran desfile marcial organizado por Pyongyang, en un momento de agudización de las tensiones por el software nuclear norcoreano.

Este fracaso, que probablemente sea conocido como un sonrojo para el régimen norcoreano, se produce en un momento en que la tensión entre Washington y Pyongyang está en sus cotas máximas a posteriori de que Trump prometió el jueves que el “problema” norcoreano sería “tratado”.

La operación fallida coincide con el gran desfile marcial del “Día del Sol”, en el que Pyongyang celebró el sábado el inicio de Kim Il-sung, antepasado del presente dirigente norcoreano Kim Jong-un.

En el desfile fueron exhibidos cerca de 60 misiles, incluyendo un cohete que se piensa que podría ser un nuevo tipo de misil balístico intercontinental.

“Corea del Norte intentó probar un nuevo tipo de misil no identificado en el campo de acción de Simpo, en la provincia de Hamkyong del Sur, pero sospechamos que el extensión fracasó”, dijo el empleo en un comunicado.

El empleo dijo que estaba analizando los datos del extensión para tener más detalles.

El Área de Defensa de Estados Unidos confirmó que Corea del Norte lanzó lo que parecía ser un misil y dijo que el extensión falló “casi inmediatamente”.

“El Comando del Pacífico de EEUU detectó y rastreó lo que consideramos que era un misil norcoreano”, dijo un portavoz del Comando, Dave Benham.

“El misil estalló casi inmediatamente”, agregó.

Un funcionario del gobierno estadounidense indicó que el presidente Donald Trump fue informado sobre el extensión.

Nadie de los países pudo establecer en un primer momento qué tipo de misil fue utilizado.

“Es probable que este extensión sea una prueba para un nuevo tipo de misil o para una aggiornamento así que hay muchas posibilidades de que haya más provocaciones en el futuro próximo”, explicó Kim Dong-Yub, entendido marcial del Instituto de Estudios del Venidero Oriente de la Universidad de Kyungnam, en Seúl.

El Reino Unido indicó que está “preocupado” por las informaciones y que “está siguiendo de cerca la situación”, según informó la oficina del ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

– Reconocimiento de Mike Pence a Seúl –
El fallido extensión se produce unas horas antiguamente de que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, llegue a Seúl, donde el tema del software nuclear de Pyongyang va a ser el centro de la dietario en su conversación con el presidente sustituto Hwang Kyo-ahn.

Pyongyang ha sido objeto de varias resoluciones de la ONU que buscan impedir que el país se dote de una tecnología nuclear y balística.

El país oriental, que ha llevado a mango cinco pruebas nucleares en los últimos meses, quiere elaborar un misil intercontinental capaz de presentarse hasta Estados Unidos, poco que, según el presidente estadounidense Donald Trump, “no ocurrirá”.

Anteriormente, Trump había anunciado el expedición de un portaaviones escoltado por tres navíos lanzamisiles con destino a la península coreana, y a posteriori aludió a una armada con submarinos.

Kim no habló durante el acto del “Día del Sol”, pero el vicepresidente de la Comisión de Asuntos de Estado, segundo en la subordinación del país, pronunció un discurso desafiante en el que advirtió que el país está dispuesto para reaccionar a cualquier provocación.

“Estamos preparados para replicar a una erradicación total con una erradicación total y estamos listos para replicar con ataques nucleares propios a cualquier ataque nuclear”, dijo Choe Ryong Hae, vicepresidente de la Comisión de Asuntos de Estados.

Un documentación de los analistas de “38 North”, una web de relato sobre el régimen de Pyongyang, asegura que el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri, en el norte del país, está “preparado y dispuesto” para un sexto investigación.

China, considerada como única aliada de Corea del Norte, advirtió que un “conflicto podría chasquear en cualquier momento” y repitió que “el diálogo es la única salida”.

Por su parte Rusia dijo asimismo estar “muy preocupada” y pidió “moderación a todas las parte”.

Pese a que Pyongyang afirma contar ya con un misil balístico intercontinental, fuentes de inteligencia han experto que al país le faltan unos dos abriles para poder tener la capacidad de atacar la zona continental de Estados Unidos.



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: