Como suena la canción de Billie Eilish para la película de James Bond – Música y Libros – Cultura




Luego de una muy tibia interpretación de Yesterday de los Beatles en los Óscar, la intérprete pretende disparar de nuevo los comentarios y atención con No Time to Die, la canción homónima de la nueva película de James Bond. 

Uniéndose a grandes nombres como Adele, Madonna y Paul McCartney, la cantante de 18 años, que escribió y compuso el tema con su hermano y cómplice habitual, Finneas O’Connell, es la artista más joven en la historia de las emblemáticas bandas sonoras del famoso espía del cine. 

La canción inicia con un melancólico piano y esa voz intimista de una Eilish que parece querer quebrarse por momentos. Una delicada sección de vientos se alcanza a notar en el fondo mientra la melodía alcanza un controlado crescendo muy común en las películas de Bond.
 
No Time to Die sube y baja hasta el  susurro sin explotar del todo y parece centrarse en una traición.

“Éramos una pareja /Pero te vi ahí / Fue demasiado para soportarlo /Eras mi vida, pero la vida está lejos de ser justa”, es una de las frases de la canción que está bien dentro de los parámetros que tiene la saga alrededor de su banda sonora, pero realmente es una canción que no explota con tanta emoción como Skyfall de Adele o Live and Let Die, de Paul McCartney.

El diario The Independent escribió sobre la canción: “Como lo han hecho varias pistas de Bond en el pasado, la canción de Eilish interpola el famoso tema de Monty Norman, con un toque de violines y el sonido de una guitarra eléctrica que recuerda el riff de Vik Flick”. Las melodías de ascenso y descenso de Eilish tienen algo de “You Know My Name” de Chris Cornell sobre ellas, aunque sin la explosión de rock.

Pata ellos, la letra explora la representación más oscura de James Bond. “Profundizando cada vez más en el lado más tóxico del personaje del ecritor  Ian Fleming: la tendencia de Bond a aislarse, y cómo su trato frío y casi cruel de las personas más cercanas a él proviene de un miedo a ponerlos en peligro.

Mientras en The Guardian  reflexionan que la artista parece estar buscando una manera de llegar a audiencias mayores.

“Es un punto discutible si tal esfuerzo es realmente necesario: su álbum debut multi-platino, When We All Fall Asleep, Where Do We Go? ganó elogios de los sectores que normalmente no se interesan mucho en la música que atrae a las adolescentes, pero de cualquier manera, la electrónica defectuosa de ese disco se ha desvanecido aquí, reemplazada por una orquestación de buen gusto y un guiño a otras melodías de Bond”, fue parte de la reseña.

CULTURA /Con información de AFP



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: