Chimichurri de cannabis y los peligros de comerlo


La salsa de chimichurri es uno de los ingredientes sibarita favoritos de los argentinos, ya sea con pan, carne (como debe ser) o para darle un elegancia diferencial a un importante sándwich.

 

Este condimentación picante se compone a partir de algunos alimentos de pulvínulo, como el perejil, el orégano, el ajo, el vinagre, el unto y el ají molido y se le pueden unir otros nuevos, entre ellos el polémico cannabis.

 

Esta modificación de la prescripción confunde a quienes lo consumen ya que los artículos psicotrópicos del THC.

 

 

Los médicos expertos en el tema advierten sobre los riesgos: “Al engullir hierba, que puede ser de mala calidad, las probabilidades de intoxicación son más altas. Adicionalmente, los grados de impregnación estomacal son mucho más elevados que los pulmonares. Lo positivo es que no se deposita carbón en los alvéolos, como cuando combustiona la planta”, explicó en una entrevista Alejandro Piriaites, doble en adicciones.

 

“Si adecuadamente no existen casos de sobredosis registrados como con otras drogas, uno no puede controlar el dosaje que está consumiendo, lo que podría dar oficio a experiencias desagradables”, añadió Piriaites.

 

La opinión negativa acerca de cualquier uso del derivado milenario se contrasta con la de otros especialistas, que lo emplean con fines medicinales, y los recomiendan en pulvínulo a experiencias de algunos pacientes que fueron tratados.

 

Pese a la polémica, el número de consumidores de esta salsa a pulvínulo de unto cannábico se incrementa cada vez más, independientemente de los beneficios o perjuicios sin importar su ubicación, ya sea en Paraguay, Uruguay, Argentina o Brasil. (Con información de infobae)

 
JMS



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: