Busto de Omar Torrijos y los dos lados de la historia


Con la ausencia de la plana mayor del Partido Revolucionario Democrático (PRD), colectivo que está en el poder desde el pasado 1 de julio, el alcalde del Municipio de Panamá, José Luis Fábrega, develó ayer un busto en honor a Omar Torrijos, en una plaza del parque Urracá, corregimiento de Bella Vista.

El acto revivió episodios de un periodo de la historia reciente del país, poniendo sobre el escenario las posiciones de los seguidores del caudillo perredé y los que recuerdan los vejámenes y crímenes de su dictadura.

Berta Torrijos, hermana de Omar Torrijos, y el alcalde de Panamá, José Luis Fábrega. Agustín Herrera

Busto de Torrijos activa nuevas y viejas pasiones

Escogió el símbolo que unifica al Partido Revolucionario Democrático (PRD): Omar Torrijos. El alcalde del Municipio de Panamá, José Luis Fábrega, develó un busto en honor a la máxima figura del partido gobernante, a propósito de su natalicio (el 13 de febrero de 1929).

Sin embargo, la cúpula perredista fue la gran ausente del acto que se llevó a cabo en la plaza Centroamericana, ubicada en el parque Urracá, corregimiento de Bella Vista, espacio público que remodeló el exalcalde panameñista José Isabel Blandón a un costo de $2.2 millones.

Los discursos, los elogios, la nostalgia predominaron en el acto. Fábrega, quien por estos días está en la mira pública por su polémico proyecto de playas, recibió a embajadores de varios países, una hermana de Torrijos, y funcionarios de la comuna que dirige. El alcalde destacó el papel “pacificador” que tuvo Torrijos en los conflictos de Centroamérica.

Los embajadores de China, Israel y Reino Unido, lo seguían con atención. Igualmente Berta Torrijos, hermana del hombre que gobernó Panamá entre 1968 y 1981, y su cuñada Susana Richa viuda de Torrijos.

No estaba Pedro Miguel González, secretario general del PRD; tampoco el diputado Benicio Robinson, su presidente. También faltó el expresidente de la República Martín Torrijos (2004-2009), hijo de Omar Torrijos. Otro que tampoco participó fue el presidente de la República Laurentino Nito Cortizo.

El único representante de corregimiento que le acompañó fue el de Pueblo Nuevo, Tito Lee, presidente del Consejo de Panamá.

En las redes sociales, el PRD, que estuvo alejado del poder durante 10 años, divulgó videos con imágenes de Torrijos riendo, rodeado de niños, de hombres ensombrerados, y encendiendo un cigarrillo. “Feliz cumpleaños, comandante”, se leía.

El orador principal fue Gustavo García de Paredes, exrector de la Universidad de Panamá, y actual asesor del alcalde. Habló del papel de Torrijos como uno de los actores del crecimiento de la clase media, del desarrollo del país y de la nacionalización del Canal de Panamá.

Berta Torrijos agradeció a Fábrega por el homenaje. “Hoy [ayer jueves] Omar hubiera cumplido 91 años. Era el octavo de los 12 hijos nacidos en Veraguas”, manifestó luego de recordar que impulsó los tratados Torrijos- Carter.

-¿Quién hizo el busto?, se le consultó al burgomaestre. Un parco Fábrega, apenas respondió: “Ah, no sé”.

-¿Cuánto costó?, fue otra de las preguntas que se le formuló al jefe de la comuna capitalina. “De memoria, no me lo se”, contestó.

Busto de Omar Torrijos y los dos lados de la historia
Busto dedicado a Omar Torrijos, encargado por el alcalde José Luis Fábrega. Agustín Herrera

El otro lado

Mientras el alcalde exaltaba la figura de Omar Torrijos en el parque Urracá, en las redes sociales y en otros escenarios locales, se recordaba el lado menos afable del lídel PRD: el de dictador.

Jorge Gamboa Arosemena, veterano dirigente del Partido Panameñista, por ejemplo, habló de los muertos y desaparecidos de la era Torrijos.

“Ojalá no hubiera habido 70 muertos y desaparecidos durante la dictadura de OTH. Ni encierros ni destierro ni torturas. Ni el surgimiento de nuevos ricos producto de corrupción”, argumentó el médico para responderle en Twitter al expresidente del PRD, Franciso Pachi Cárdenas, quien en la misma red social calificó a Omar Torrijos, como “el militar que realizó el gobierno más social”.

El panameñista Ricardo Ricky Domínguez, representante de corregimiento de Bella Vista, la zona donde ahora se erige el monumento, expuso su malestar por el acto. “Los parques de la ciudad están bajo jurisdicción de la Alcaldía. Sobre el busto de OTH en el Parque Urracá no puedo estar a favor y, al ser notificados, dimos a conocer nuestra posición. Por tal razón, he informado previamente que no participaré de los actos protocolares”, manifestó.

El busto de Torrijos que ahora reposa en un parque capitalino, se une a la larga lista de instalaciones públicas que llevan el nombre del caudillo de la historia panameña que, 39 años después de su muerte, desata amores y odios, como la política lo suele hacer.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: