Biden promete elegir a una mujer como vicepresidenta si gana primarias en EE. UU. – EEUU y Canadá – Internacional



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

El senador Bernie Sanders entró al debate de este domingo en Washington con la urgencia de dar un golpe lo suficientemente fuerte como para alterar el rumbo de la carrera por la nominación del Partido Demócrata para las presidenciales en EE. UU. y que de momento favorece al exvicepresidente Joe Biden.

(Lea también:  ¿Cuáles son los estados en cuarentena por coronavirus en Venezuela?).

Sin embargo, no lo logró. El debate, que tuvo que ser trasladado a última hora a la capital estadounidense por temores asociados con el coronavirus, terminó siendo un ejercicio más bien opaco en el que ambos ventilaron sus diferencias políticas sin hacerse daño.

Tampoco causó mucho impacto en un país completamente distraído con la propagación de esta enfermedad y las medidas extremas que se están tomando para detenerla.

(Le puede interesar: El mundo intenta blindarse con desespero del covid-19).

Biden, de hecho, fue quien se robó todos los titulares al comprometerse con seleccionar a un mujer como su fórmula vicepresidencial, una astuta maniobra que, además, sería histórica.

Solo en una ocasión una mujer del Partido Demócrata ha estado en la baraja vicepresidencial. Se trató de Geraldine Ferraro, fórmula de la aspiración de Walter Mondale, en 1984. Perdieron frente a Ronald Reagan y George H. Bush.

Joe Biden

Biden, de 77 años, reveló que tiene un gel desinfectante en el equipaje que lleva consigo.

Por supuesto, hay que mencionar a Hillary Clinton, pero ella iba por la presidencia.
En el caso de los republicanos, Sarah Palin aspiró a ser ‘vice’ en 2008.

Si Biden termina ganando la nominación y luego la Casa Blanca, su fórmula se convertiría en la mujer que más lejos ha llegado en la política estadounidense.

(Lea también: Primarias del martes se harán a pesar del coronavirus).

Su anuncio, por supuesto, desató todo tipo de especulaciones. Las primeras candidatas en el radar son las mujeres que aspiraron a la nominación del partido en este ciclo electoral. Entre ellas, las senadoras Elizabeth Warren, Kamala Harris y Amy Klobuchar. Todas con un gran potencial de cara a enfrentar a la dupla Donald Trump-Mike Pence en las generales.

La nominación de Warren, por ejemplo, ayudaría a fomentar el voto de izquierda dentro del partido y que actualmente está con Sanders. Harris, que es afroamericana, congregaría el voto de las minorías, mientras que Klobuchar podría allanar el camino para una victoria en Wisconsin, su estado natal. Algo clave para los demócratas, pues fue la victoria de Trump en ese estad o lo que selló la suerte de Clinton en 2016.

Bernie Sandres

Los moderadores preguntaron a Sanders si él nombraría a una mujer, ante lo que el senador evitó comprometerse.

Sanders, durante el debate, dijo que “probablemente” haría lo mismo que Biden. Pero no fue categórico en su promesa y eso, sin duda, le restará algunos puntos. Aunque la presentación de Biden no fue estelar, los analistas coincidían en que tampoco fue superado por un Sanders que suele sobresalir en este tipo de formatos

De hecho, el exvicepresidente dirigió buena parte de sus respuestas a los seguidores del senador. A los jóvenes menores de 25 años (que son el bastión de Sanders) les prometió universidad gratuita para toda familia que gane menos de 125.000 dólares anuales.

Y para los hispanos ofreció una suspensión inmediata de todas las deportaciones durante los primeros 100 días de su gobierno mientras se toman medidas más de fondo.

En resumen, no fue una buena noche para un Sanders que viene de encajar fuertes derrotas en 15 estados y que enfrenta un panorama desfavorable para las elecciones que se realizarán este martes en Arizona, Florida, Illinois y Ohio. Todos estados que perdió durante su campaña del 2016 y en los que Biden lo superaría, según las últimas encuestas.

Nadie sabe, eso sí, qué impacto tendrá el coronavirus en estos resultados electorales y los que están por venir. Hay cierto temor entre las filas de Biden por una posible baja participación de las personas mayores de 50 años, que es el grupo más sólido con el que cuenta el exvicepresidente.

En todo caso, el panorama electoral sigue favoreciendo a Biden y lo más probable es que la distancia entre ambos en la carrera por obtener los 1.991 delegados que se requieren para ganar la nominación crezca aún más este martes.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?