Andrés Caicedo, ¿capado? – Obras del escritor Andrés Caicedo – Columnistas – Opinión



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

A Andrés Caicedo Estela, autor de ‘Que viva la música’, le costó la vida hacerse más que famoso, autor de culto. Primero con esa novela ya emblemática que vino a reemplazar entre el público joven a ‘María’, la de Jorge Isaacs, que aún conserva sus dolientes y sus gimientes. Y segundo, con toda la andanada de escritos que dejó en un baúl y que han venido dándose a la edición gracias a la fidelidad y a la no tan pequeña ayuda de unos pocos buenos amigos, que empiezan por Luis Ospina y Sandro Romero y se complementan, entre otros, con Hernando Guerrero, Ramiro Arbeláez, Cristóbal Peláez, Mauricio Domenici y Alberto Fuguet. Más instructores de su obra y guías de su periplo que hay en diversas partes, particularmente en Cali Ángela Rosa Giraldo Cruz.

El baúl de los tesoros que selló con un candado la madre del atravesado, a quien le dedicara el cuento ‘Maternidad’ en su primer opúsculo, fue abierto por Carlos Alberto, el papá del malogrado personaje pero bien logrado autor, para que Ospina y Sandro Romero se adentraran en él y rescataran y dieran orden a las obras ‘Angelitos empantanados o historias para jovencitos’, ‘Destinitos fatales’, ‘Noche sin fortuna’, obras de teatro adaptadas y propias y la voluminosa ‘Ojo al cine’. El último trabajo en que se empeñaron Sandro y Ospina fue la ‘Correspondencia completa’, que debería ser publicada por el Fondo de Cultura Económica, bajo la égida de Mario Jursich. Y allí fue Ilión, la de los altos muros. La empresa encargada de velar por la obra de Andrés, integrada por sus tres hermanas, María Victoria, Pilar y Rosario, que termina siendo mangoneada por las dos primaras por aquello de la mayoría de votos, se opuso a dicha consagratoria publicación por el hecho de que había ciertas cartas privadas que podrían desdecir de la virilidad del hermanito.

Andrés Caicedo ya se ganó su puesto en la trascendencia como escritor de vanguardia sin necesidad de que le custodien la retaguardia.

Bien sabemos que cada mancebo recibe en su momento el asedio de maricones eminentes, como Harold Alvarado y Jaime Manrique, este último formulador del rimbombante título, y que en ocasiones termina dándoles su contentillo, a veces por pesar o curiosidad, sin que ello desmerezca de su masculinidad y cordura. En la reciente película de Ospina, ‘Todo comenzó por el principio’, nos dimos cuenta de que la pelea de Andrés con su novia Patricia, evento que precipitó su suicidio, obedeció al descubrimiento, digamos que por azar, de un equívoco acercamiento con el gordo Matraca, cuando empezaba a tirárselas de poeta, cosa que tampoco alcanzó a lograr. Y, en ‘El libro de los muertos’, Manrique se derrama en verso con una declaración de amor al efebo muerto capaz de hacerlo resucitar. O sea que el chismecito desde hace tiempo es vox populi, por no decir que vox dei.

Así que el gesto de las dos muy adecentadas hermanitas de la caridad por cuidarle el virgo a uno de los más disociadores plumíferos del siglo pasado es más bien digno de lástima. No es capando renglones ni suprimiendo mensajes como se cuida la honra de un escritor público, y menos de uno de los más amados y aclamados por la juventud de cualquier edad. Andrés Caicedo ya se ganó su puesto en la trascendencia como escritor de vanguardia sin necesidad de que le custodien la retaguardia.

Debieran hacer como los hermanos del también escritor y también ultrarrebelde y también finado Gonzalo Arango, que, a fin de no interferir en sus futuras posibilidades editoriales, confiaron la representación del nadaísta a Gustavo Restrepo, director de la Casa Museo Fernando González, en Otraparte. En este caso, quienes mejor merecerían esa representación serían Sandro Romero y Luis Ospina, verdaderos hermanos de la vida de Andrés Caicedo. Quienes nunca estuvieron interesados en el billete de las posibles regalías, que bien pueden y deben seguir ingresando a la bolsa de la familia.

JOTAMARIO ARBELAÉZ
jotamarionada@hotmail.com




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: