Al rescate de los animales maltratados


La esterilización de animales es una práctica que no sólo previene el maltrato animal sino que evita la proliferación de perros y gatos sin dueños.

El ejemplo más concreto de una ciudad con ausencia de animales callejeros está en Países Bajos, donde el gobierno holandés decidió implementar desde hace varios años una política de Estado que contempla la esterilización y la vacunación de los animales domésticos en situación de calle.

Las fundaciones, asociaciones y defensores de los derechos de los animales del país actualmente se encuentran luchando para convertir este tipo de políticas en una realidad y así combatir los alarmantes casos de maltrato animal que se han venido registrando en los últimos meses.

Quien asume esa tarea es la oenegé Spay Panamá. Desde 2002, cuando se creó, hasta el 30 de diciembre de 2019, la organización esterilizó a un total de 202 mil 109 perros y gatos. 34 mil 443 de estos tratamientos veterinarios fueron financiados por el programa de bienestar animal implementado por la pasada administración de la Alcaldía de Panamá, entre los años 2014 y 2019.

Patricia Chan, de Spay Panamá, destaca la importancia de educar a las generaciones más jóvenes en la compasión y el respeto hacia los animales.Cortesía

El Departamento de Bienestar Animal del Municipio realizó recientemente el primer programa de esterilizaciones de 2020, en el que se logró operar a 30 animales entre los que se encuentran perros y gatos.

Está comprobado que la esterilización de perros y gatos es un método efectivo de control de la sobrepoblación de animales callejeros y ayuda a prevenir problemas de salud pública, manifestó la presidenta de Spay Panamá, Patricia Chan. “La sobrepoblación animal fomenta un ambiente de maltrato y la gente se siente con más derecho de matarlos y maltratarlos”, aseguró.

Chan citó el ejemplo de Países Bajos. Un país que, entre otras políticas, también fomentó la adopción de los animales para erradicar su compra, y la educación en las generaciones más jóvenes en la compasión y el respeto hacia los animales. “No hay razón alguna para comprar una mascota”, remarcó.

La fundadora de la asociación Adopta Panamá, Alejandra D’Croz, coincidió en que la esterilización masiva acaba a tiempo con la proliferación de mascotas y previene la transmisión de enfermedades venéreas entre animales.

“Es la forma más humana de cortar el problema de raíz, porque hay demasiados animales para la gran cantidad de buenos hogares adoptivos disponibles en Panamá”, dijo.

La administradora del sitio web igualmente expresó que las esterilizaciones deberían ser una política estatal con el fin de prevenir el contagio de enfermedades zoonóticas, como la rabia, evitar los gastos en los que incurren los rescatistas en la atención a animales maltratados y redirigir su atención a los animales accidentados, que son más susceptibles a la maldad humana.

Al rescate de los animales maltratados

Legislación enérgica

Ante el panorama del aumento del maltrato hacia los animales, Chan aseguró que la no reglamentación de la Ley 70 de 2019 va en detrimento de la protección a los animales maltratados.

“La Ley 70 es un paso hacia la dirección correcta. La ley penaliza el maltrato animal y el abandono, pero como no ha sido reglamentada, no hay dónde poner la denuncia de manera efectiva. Mientras no haya una sentencia, aquellos que maltraten a los animales o piensen en hacerlo, no se sentirán amenazados con pagar los malos tratos”, lamentó la titular de Spay Panamá.

Chan igualmente dijo que la Ley 70 necesita cubrir las esterilizaciones en áreas de bajos recursos, ya que una esterilización promedio cuesta entre 90 y 100 dólares, mientras que los vecinos que participen en las campañas de esterilizaciones masivas solamente tienen que pagar 10 dólares. La cuota no sólo incluye la esterilización sino también la eliminación de parásitos, limpieza de orejas y vacunación.

La abogada Sumaya Cedeño presentó recientemente una propuesta ante el Comité de Asuntos Municipales de la Asamblea Nacional, que fue aprobada en primer debate el pasado viernes. Esta propuesta estipula la creación de una Oficina de Bienestar Animal, que estará a cargo de las esterilizaciones de animales, así como de la recepción y tratamiento de denuncias de maltrato animal, entre otras funciones.

Asimismo, Cedeño registró una propuesta de modificación de la Ley 70 de 2019, para que las sanciones a los maltratadores de animales sean más enérgicas.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: