Acusan a un joven de robar una bici y le cortan la mano con un machete, pero los médicos logran reimplantársela

El caso del joven de 26 años Milton Fabián Montenegro se ha vuelto viral en Colombia: Unos sujetos lo acusaron de robar una bicicleta y le amputaron a machetazos la mano derecha, y casi logran lo mismo con la izquierda. Los médicos lograron salvarle ambas extremidades, mientras que las autoridades no han confirmado si efectivamente estaba robando o se ha tratado de un caso de pandillas.

De momento, el joven celebra su recuperación y ha agradecido a los médicos la rápida intervención que ha salvado su mano tras una operación de ocho horas, mientras ha asegurado que, aunque en el pasado ha ido a la cárcel por hurto, esta vez no había robado nada.

Los hechos ocurrieron el pasado 13 de febrero en Cali, cuando, según el diario local El País, el joven fue a visitar a su madre y atravesó el barrio de Desepaz. Según la versión de Milton, unos sujetos se abalanzaron sobre él porque había entrado en un territorio de una pandilla. En su huida, el joven se tropezó y sus agresores aprovecharon para alcanzarlo y  golpear sus manos con un machete, abandonándolo en la calle malherido.

Según el relato del joven, él mismo cogió la mano amputada y trató de correr, pero solo pudo hacerlo unos cuantos metros, pues enseguida se debilitó por la pérdida de sangre que estaba sufriendo. Se sentó en el borde de la acera, y varios de los presentes comenzaron a decir que era un ladrón que había tratado de robar una bicicleta.

Poco después, la Policía llegó al barrio y se llevó al joven en una patrulla a una clínica. “Llegó con una mano completamente amputada, y la otra con un 90% de amputación, solo sostenida por la piel”, declaró uno de los médicos.

La operación duró ocho horas, en las que tuvieron que reparar y volver a unir tendones, arterias, nervios y huesos. Ahora queda un proceso de recuperación de seis meses en los que verán si la reimplantación ha tenido éxito de verdad. “Es un proceso muy largo, no podemos cantar victoria tan pronto”, ha señalado el médico al diario colombiano.

Mientras tanto, la Policía continúa las investigaciones para determinar si hubo o no robo y para identificar a los agresores de Milton.

El agredido se ha defendido y, aunque ha admitido que en 2015 estuvo en la cárcel por hurto, en este caso no ha robado nada, sino que lo han atacado por invadir el territorio de una pandilla. “El que haya dicho que estaba robando y tenga pruebas, que las muestre”, ha dicho Milton en una entrevista. “Pero esto no lo pueden hacer las personas, porque para eso está la ley”.

MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: