8 de cada 10 empresas paga más a hombres que a mujeres



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

La periodista de la BBC Carrie Gracie dimitió de su cargo en Asia por la brecha salarial.
TWITTER

Reino Unido es el primer país del mundo que ha auditado la brecha de género salarial de las 9.000 empresas más grandes en su territorio. Y el resultado ha sido que el 78 % de las compañías británicas con más de 250 trabajadores, casi ocho de cada diez, tiene una brecha salarial favorable a los hombres, según informó la Comisión para la Igualdad y Derechos Humanos (EHRC).

El dato se dio a conocer a falta de unas horas para que concluyera a medianoche el plazo límite establecido por el Gobierno británico para que estas grandes empresas nacionales hicieran pública la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres.

La medida se implementó con el objetivo de erradicar esta injusticia y que aquellas empresas que no cumplan con esta exigencia pudieran afrontar sanciones.

En concreto, de las 8.874 firmas que habían remitido esa información antes de las 7.00 GMT, un 78% mostró una brecha salarial por género favorable a los varones, el 14% a favor de las mujeres y el 8% restante indicó no tener ninguna diferencia salarial por sexos.

En un artículo divulgado en el diario británico The Telegraph, la primera ministra británica, Theresa May, prometió erradicar las “apremiantes injusticias que manchan nuestra sociedad, una de las cuales es la brecha salarial“.

“Hace cien años, algunas mujeres ganaron el derecho a votar”, recordó la política conservadora para confesar que, pese a los progresos registrados en los últimos años, todavía hay “grandes injusticias” que continúan paralizando el avance de las trabajadoras. May consideró “esencial” poner fin a esas diferencias y apuntó que, al divulgar los datos financieros de las empresas nacionales, se logrará “que las organizaciones ya no tengan dónde esconderse”.

También instó a los accionistas de las compañías a que se deshagan de “estereotipos anticuados“.

La EHRC informó de que, inicialmente, se pondrá en contacto “de manera informal” con aquellas empresas que no cumplan con el plazo límite establecido para difundir los datos. No obstante, la EHRC advirtió de que esas firmas podrían afrontar “sanciones sin límites y ser procesadas” si no cumplen con la ley.

“Esto no es opcional, se trata de la legislación y adoptaremos todas las medidas legales contra las empresas que no hayan publicado (los datos)”, afirmó Rebecca Hilsenrath, consejera delegada de la comisión.

El periódico The Guardian informaba además de que 1.000 empresas habían proporcionado sus cifras en las últimas 24 horas para la fecha límite. Y destaca que las cifras aportadas requerirán de un estudio en profundidad porque no todas las empresas han utilizado la misma fórmula para su cálculo. Además, por lo general los trabajos peor remunerados ni siquiera aparecen en las cuentas facilitadas.

Con todo, la mayor auditoría de la brecha salarial hasta la fecha en el mundo, es considerada un paso importante por sus defensores. Que obliga a las empresas a mirarse por dentro y a hacerse preguntas difíciles, considera un experto citado en The Guardian. “Por fin las mujeres se están dando cuenta de que tienen derecho a hablar sobre su salario y no pueden ser silenciadas. Al descubrir lo que ganan sus colegas, están en condiciones de desafiar cualquier desigualdad salarial. Que es más común de lo que la gente se piensa”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook